Publicado: 10.09.2015 21:20 |Actualizado: 10.09.2015 21:23

Muere Alberto Schommer, el psicólogo de la fotografía

El fotógrafo vasco ha muerto a los 87 años como consecuencia de un proceso cancerígeno

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El fotógrafo Alberto Schommer. EFE

El fotógrafo Alberto Schommer. EFE

MADRID.- Alberto Schommer, uno de los fotógrafos fundamentales del último medio siglo y creador de los célebres Retratos psicológicos, ha fallecido hoy a los 87 años en San Sebastián como consecuencia de un proceso cancerígeno.

La noticia del fallecimiento del fotógrafo fue anunciada esta tarde por dos de los diarios en los que colaboró habitualmente durante su larga carrera, El País y ABC.

Nacido en Vitoria en 1928, hijo de padre alemán, también fotógrafo, asentado en la capital alavesa, Alberto Schommer García estaba especializado en el retrato y se le puede considerar el psicólogo de la fotografía, ya que quitaba "la máscara" a sus personajes.

Sus retratos le llevaron a realizar una gran exposición en el Museo del Prado en 2014 precisamente con el título Máscaras, donde se exhibían las fotos hechas por Schommer a intelectuales españoles contemporáneos, como Francisco Ayala, Rafael Alberti, José Hierro, Camilo José Cela y Vicente Aleixandre.



Junto a ellos aparecían otras personalidades, desde el rey Juan Carlos a Felipe González. A Francisco Franco se negó a hacerle una instantánea en vida, pero firmó la foto más polémica de su muerte, en la que aparece con una mascarilla en su lecho mortal.

Premio Nacional de Fotografía en 2013, Schommer se formó en Alemania y París y siempre estuvo vinculado a las tendencias más innovadoras del arte de los años sesenta y setenta. "Lo más importante y lo más bonito que me ha podido ocurrir. Algo que se consigue solo una vez en la vida", dijo el fotógrafo a Efe al conocer ese galardón, largamente esperado.

En enero de 1973 comenzó a publicarse su serie de fotografías "psicológicas" suyas en los dominicales del diario ABC, y en septiembre de 1975 editó un libro con las 97 fotos que integran la colección y textos de los propios personajes.

En 1978 y 1988 realizó dos de las tres series de fotografías oficiales hechas al rey Juan Carlos I. En sus retratos jugaban un papel importante el decorado, el vestuario, el maquillaje y objetos. Schommer afirmaba que la fotografía es un auténtico testimonio del tiempo.

Su obra refleja la historia de España. Comienza con "Retratos psicológicos" (entre 1969-73), con crítica social de la época del franquismo; continúa con "Descubrimientos" (1981-1984), donde algunos españoles aparecen bajo títulos específicos; y sigue con el libro "Máscaras", de 1985, reproducido por el Museo del Prado en 2014, y "Actitudes" (1988-89).

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo ha definido como un "un símbolo de la renovación de la fotografía española" y ha destacado que logró "captar la realidad de su tiempo y llevar la fotografía española por todo el mundo", y que su legado cultural es "inigualable".

Era "un importante referente artístico y cultural de la España contemporánea", ha afirmado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, al transmitir su pesar por la muerte del fotógrafo vasco.

El Premio Nacional de Fotografía 2009, Gervasio Sánchez, ha afirmado que admiraba a Alberto Schommer no por "una fotografía", sino por algunas series de instantáneas que hizo a los largo de su vida profesional, una vida, ha dicho, que lo convirtió en un "fotógrafo fundamental".

"Creo que es fundamental en la historia de la fotografía española de los últimos 60 años", ha destacado a Efe Gervasio Sánchez. Schommer será incinerado el próximo sábado en un tanatorio de la capital guipuzcoana.