Público
Público

Fallece Sara Montiel a los 85 años

La actriz y cantante triunfó en los años 50 y 60 con películas como El último cuplé y La violetera. También será recordada por canciones como Fumando espero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz y cantante española Sara Montiel ha fallecido este lunes a los 85 años en su domicilio en el barrio de Salamanca de Madrid. Montiel ha sufrido 'una muerte súbita' y todo apunta a que se ha debido a causas naturales, según han informado fuentes sanitarias. Una ambulancia de los servicios de emergencia de Madrid acudió al domicilio de la artista para intentar socorrerla, si bien los sanitarios no pudieron hacer nada por su vida.

La capilla ardiente de Montiel ha quedado instalada en el Tanatorio Parque San Isidro de Madrid desde el mediodía y por ella han pasado ya familiares y numerosas personalidades del mundo de la cultura aunque las visitas serán restringidas ya que el cadáver se podrá velar 'en la más estricta intimidad, solo para los más allegados'. La cantante será enterrada mañana martes a las 13 horas en el cementerio de San Justo de Madrid. 

'Saritísima', como se la conocía popularmente, llegó a convertirse en todo un icono sexual tanto en la España del franquismo como en el Hollywood de la época. Gracias a su soltura, su aterciopelada voz, su voluptuosa belleza y sus dotes interpretacionales se convirtió en una de las artistas españolas más importantes de la historia y de mayor proyección internacional. 

En unos años en los que los españoles vivían subyugados por la dictadura, el descaro de Sara Montiel y sus trabajos en numerosas películas en los que alternaba la interpretación con canciones la llevaron a granjearse el favor del público. Durante los años 50 y 60, todo en lo que trabajaba Sara Montiel se convertía en éxito. No solo en España. También cruzó el Atlántico para participar de la época dorada del cine mexicano y para hacerse un hueco en Hollywood cuando apenas se sabía nada de España.

Vivió intensamente, se casó cuatro veces, adoptó dos hijos, rodó más de medio de centenar de películas y una treintena de discos. Trabajó con algunas de las estrellas más deslumbrantes del celuloide como Gary Cooper o Burt Lancaster. Llegó a ser la actriz mejor pagada del mundo y dejó películas para el recuerdo eterno como El último cuplé y La violetera. Rompió unos cuantos corazones y tuvo a hombres de la talla de Miguel Mihura, Severo Ochoa, Mario Camus, León Felipe y Ernest Hemingway como sus amores inconfesables.

Esta 'manchega universal' hizo inmortal el hábito de fumar y siempre quiso conservarse joven. En sus últimos años, fue foco de los programas basura debido a su espíritu excéntrico, su imagen kitsch, su última relación tormentosa con el cubano Tony Hernández y sus problemas económicos, que le llevaron a poner su vivienda en venta a través de un conocido portal de compraventa de inmuebles.

Artísticamente, intentó mantenerse activa pese a la escasez de ofertas. Decía no hace mucho: 'Si paro me aburro como una ostra. Y eso que he trabajado como una negra toda mi vida, desde los 13 años'. En 2009, publicó la canción Absolutamente, cuyo videoclip contó con la colaboración de Fangoria y en 2012 protagonizó el de debut de su hijo Zeus en el mundo de la canción y en él aparecía junto a strippers y mujeres en topless. También ha sido un icono para la comunidad homosexual. El pasado 7 de diciembre Sara Montiel sufrió un accidente doméstico en el que se quemó los ojos con agua hirviendo.

Entre los premios que recibió destacan la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes (1958), el Premio del Sindicato Nacional del Espectáculo (1959) y el del Círculo de Escritores Cinematográficos (1959), además del título de Actriz del Año (1959) y el Disco Oro (1959, por La violetera) y en 1997 la Academia del Cine le concedió su Medalla de Oro.