Publicado:  25.02.2011 09:37 | Actualizado:  25.02.2011 09:37

Una familia moderna

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Director: Lisa Cholodenko

Género: Drama

Reparto: Annette Bening, Julianne Moore y Mark Ruffalo

Duración: 104 minutos

'Los chicos están bien'

EN SÍNTESIS

Nic y Jules tienen dos hijos concebidos por inseminación artificial, Joni y Laser. Ambos hermanos deciden contactar con su padre biológico, Paul, un atractivo hombre que lleva un restaurante de comida orgánica. Pero Nic no se encuentra cómoda con este intruso que de repente quiere ejercer de padre.

COMENTARIO

Los personajes de Julianne Moore y Annette Bening en ‘Los chicos están bien' podrían funcionar como un ‘flashforward' de esa pareja que formaban Jennifer Beals y Laurel Holloman en ‘The L Word', la primera serie ‘queer' femenina de la historia. La película da por superadas las primeras preocupaciones del cine de reivindicación gay y lésbico: después de 20 años de pareja estable y en la California liberal del siglo XXI, las dos protagonistas adultas no tienen problemas con su identidad sexual. También han dejado atrás ese segundo estadio reflejado en ‘The L Word': el de reafirmación de la propia sexualidad a partir de su práctica abierta en la esfera pública, actitud de base de la cultura ‘queer'. Situada en un escenario ‘postqueer', ‘Los chicos están bien' se centra en los problemas de esta familia, más o menos los mismos que los de cualquier otra familia moderna: las rutinas sexuales, las malas compañías de los hijos... Hasta que un elemento externo entra en conflicto: el padre biológico. La directora Lisa Cholodenko refleja las tribulaciones de sus protagonistas deslizándose sin problemas entre la comedia y el melodrama. Formada en el cine independiente, la directora construye unos personajes alejados de los tópicos y los lugares comunes que dotan al filme de total credibilidad. Quizá se le escape de las manos la figura del padre encarnado por Mark Ruffalo, condenado a ser el malo de la película más por su condición de intruso que por sus actos. Por eso, el final deja cierta sensación agridulce. Porque ‘Los chicos están bien' no deja de ser una defensa, a su manera, de un concepto tradicional de familia, aquella que se define por su capacidad para cerrar filas sobre sí misma y expulsar a cualquier cuerpo extraño que ponga en peligro el statu quo.

SIN PASARSE LIBERAL

Tanto en ‘High Art' (1998) como en ‘Laurel Canyon' (2002) o ‘Los chicos están bien', Cholodenko presenta a unos personajes fascinados por algún integrante de un mundillo tan liberal como atractivo, lo que provocará que se replanteen algunos aspectos de su vida. La cineasta se muestra buena conocedora de estos ambientes, que dibuja sin complacencia.

PIEDRAS Y MANZANAS

Annette Bening acumula ya unos cuantos premios por su interpretación de Nic, el miembro más dominante de la familia. Julianne Moore lleva a cabo un trabajo igual de excelente como la inestable Jules, mientras que a Mark Rufallo le toca el papel más complicado, el de padre repentino. Y Mia Wasikowska, conocida por ser la Alicia de Tim Burton, da vida a la hija.

PUBLICIDAD

Comentarios