Publicado: 11.09.2016 22:08 |Actualizado: 12.09.2016 09:43

A 140 O MÁS

Fernando Colomo: "Si conseguimos un gobierno sin el PP, hago el pino"

El director, guionista y actor, uno de los firmantes del manifiesto ‘Por un Gobierno de Progreso’, denuncia la corrupción “instalada en el PP de forma mafiosa” y la ruina de buena parte del cine por la política de bloqueo y censora del Ministerio de Cultura.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 12
Comentarios:
Fernando Colomo. EFE

Fernando Colomo. EFE

@CrisSBarbarroja

MADRID.- Estudió arquitectura y entre sus proyectos de futuro se encuentra la construcción de viviendas en el espacio. También en imaginación Fernando Colomo (Madrid, 1946) se da un aire a Woody Allen con quien comparte estatura, gafas, la costumbre de los cameos y una prolífica producción un poco ralentizada: “Ahora es mucho más difícil levantar una película. Yo no he tenido ninguna ayuda del Ministerio de Cultura”.

Y así le salió Isla Bonita, una cinta de bajo presupuesto, rodada sin guiones, sin ensayos y —según los que entienden— la película más libre, íntima y fresca de Colomo, también protagonista y candidato a mejor actor revelación en la última edición de los premios Goya.

A pesar del Iñigo Méndez de Vigo, el director de ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?, ‘Rosa Rosae’ o ‘Bajarse al moro’, ya está trabajando en la próxima. Y preocupado por la película de final incierto en que se ha convertido la gobernabilidad de España. Un thriller en el que Colomo ha querido participar estampando su firma en el manifiesto por un gobierno entre PSOE, Podemos y Ciudadanos.



‘Por un Gobierno de Progreso’. ¿Qué hace un chico como usted en un manifiesto como ese?

Es lo suyo. Debería de estar más gente de la que está, pero ya irán llegando.

“Para que el PP no siga gobernando este país” dice el texto ¿Qué le ha hecho el PP a Fernando Colomo?

A mi nada. Pero al país le ha hecho muchísimo daño. Es un partido en el que la corrupción se ha instalado de forma mafiosa.

¿No es una ingenuidad pensar en el acuerdo de partidos tan antagónicos como Podemos y Ciudadanos?

Sí, pero nosotros tenemos que pedirlo. El problema lo tienen ellos. Tienen que quitarse los vetos. Imagino que es Ciudadanos el más empeñado en mantenerlos.

¿Le importaría a Colomo un gobierno con el apoyo de los nacionalistas?

No. Si consiguiéramos un gobierno sin el PP, yo haría el pino. Incluso el pino-puente.

¿Qué opina del derecho a decidir?

No creo en ningún nacionalismo. Yo soy internacionalista y partidario de unirnos con Portugal para formar Iberia. Y ahora que tenemos la misma moneda es relativamente fácil. Y me cuesta mucho creer que la izquierda sea nacionalista.

Pero derecho a decidir ¿sí o no?

Sí, aunque esté mal visto. Yo tengo mi opinión y la digo.

¿Si hiciera una película sobre este país, a qué genero pertenecería?

Al de terror, está clarísimo. La comedia es imposible porque es imposible superar la realidad. Por mucho que hiciéramos, nos quedaríamos cortos. Solo queda ver el lado terrorífico de esto, que es heavy, heavy.

¿Qué da más miedo: lo de Soria y el Banco Mundial, las trampas de Fernández Díaz, Rato, Bárcenas…?

La corrupción está institucionalizada. Y si nos quedaba alguna duda: antes de ser elegido, Rajoy -cual muñeca pepona llorando para ser de nuevo presidente- tiene la caradura de nombrar a Soria… ¿Qué no va a hacer si sale elegido otra vez?

Todo esto ya lo contaba Berlanga en ‘La escopeta nacional’. Igual lo llevamos en los genes…

La corrupción es cuestión humana. Y más propia del mundo latino: Italia, España. Los nórdicos parecen más serios. Si fuéramos nórdicos habrían dimito tantos políticos que nos quedaría Alberto Garzón y pocos más. El guión de Azcona fue genial, pero la realidad es insuperable. Solo cabría el terror, el género negro.

Aunque luego está el país de ‘Los Santos Inocentes’. ¿Estamos volviendo a aquellos tiempos?

Es terrible. Pero lo más inquietante es que, vista la evidencia –la organización de la corrupción, que es como cualquier mafia, con el PP en el centro- el Partido Popular siga siendo el más votado. Da mucho que pensar.

Hay gente que ya admite que es mejor el soborno conocido, que el soborno por conocer. O gente que piensa que los que roban son de los suyos e igual les toca algo.

Igual hay que cambiarse de país.

¿Cómo está su oficio?

Salvo cuatro que han conseguido sobrevivir con las televisiones, está todo el mundo arruinado.

¿Fernando Colomo también?

¿Yo? ¡Arruinadísimo!

O sea que lo de hacer ‘Isla Bonita’ sin cobrar fue por obligación.

No. Fue porque necesitaba hacer una película sin que todo el mundo opinara sobre ella, sin que me volvieran loco.

Pero usted era como Woody Allen, a película por año, y ahora…

Ahora es mucho más difícil levantar una película. Antes, cuando había terminado el rodaje y estaba montando, ya estaba pensando en el trabajo siguiente, empezaba a dar vueltas al guión. Hoy es mucho más complicado. Por eso, el reto que me marqué con ‘Isla Bonita’ era no escribir nada hasta que supiera que se podía hacer la película. Como me enteré un mes antes, no me dio tiempo a escribir el guión. Con ‘Isla Bonita’ no he tenido dinero, pero he tenido el lujazo de, seis meses después, poder repetir media hora de película. Lo hace Woody Allen, ¡eh!

Y con un exitazo como el del actor protagonista, candidato a actor revelación en los Goya ¿Repetirá delante de las cámaras?

Si, pero no tengo ninguna prisa. Aunque ya tengo algunos ofrecimientos de cine, teatro y televisión. Y tengo agente. Ja ja ja. Pero soy un actor muy exigente.

¿Y detrás de las cámaras? ¿No ha llegado la “recuperación” que proclama el gobierno al cine?

Venimos de un problema tremendo: una política de ayudas bloqueada. Yo no he tenido ninguna ayuda del Ministerio de Cultura para hacer ‘Isla Bonita’, sino de la Cocacola y de estos señores, que son mucho mejores que el Ministerio de Cultura. Ja ja ja. O por lo menos son más legales.

Hábleme del trabajo de Wert y de Méndez de Vigo.

El Ministerio de Cultura ha actuado más como censor, controlando, quitando reconocimiento de costes a cosas que antes sí reconocía, que favoreciendo nuestro trabajo. Ha conseguido que gran parte de nuestras productoras estén bajo mínimos o en quiebra.
Sin embargo, en estos años se ha dado otro fenómeno muy positivo: películas
españolas que han hecho muchísimo dinero. Es el caso de ‘Ocho apellidos vascos’ que consiguió una recaudación muy superior a la de muchas películas norteamericanas. Eso quiere decir que, si acertamos, el público va a preferir el cine español. Las películas que se promocionen bien, que son las que entran en las televisiones, pueden hacer una taquilla muy importante.

Decía este viernes José Luis Cuerda que los directores de su generación lo tienen imposible sin el respaldo de una televisión.

Y es cierto. Pero los de nuestra generación y los del resto de generaciones. El cine está en manos de dos personas: el que decide en Telecinco y el que decide en Antena 3. Y ya, en otro nivel, el que decide en TVE.

¿Contento con el Goya de Honor a la protagonista de ‘Rosa Rosae’?

¡Uy, la tengo que llamar! Estoy encantado. Ana Belén es una tía cojonuda. Pero le voy a enviar un whatsapp que diga que lo merecía, aunque más adelante. Me parece demasiado joven como para que le den un Goya de Honor.

O sea: que mejor que no se lo den a Colomo.

Soy jovencísimo. Que no se les ocurra. Hay veces que están desesperados y se lo dan a cualquiera. ¡Pero que no piensen en mí!

¿En qué está ahora?

En muchos proyectos. Uno con Fernando Bovaira, con MOD Producciones. Es una comedia, con guión con Oristrel y Yolanda Garcia Serrano, que todavía no tiene título y que comenzaremos a rodar en febrero. Luego engo otra película y estoy trabajando en una serie, que se me acaba de borrar del ordenador. ¡Un capítulo entero! Tengo que llamar a los expertos esos que revisan los ordenadores del PP.

Esos no hay experto que los recupere.

Pues fíjate, igual me darían trabajo en Génova. Soy un borrador genial.

¿Y volver a la arquitectura?

Me encantaría volver a la arquitectura. Tengo un proyecto, que espero retomar cuando acabe estas películas, de viviendas en el espacio. Lo comencé en la escuela e incluso ganó un concurso. Y un día se me ocurrió que, mejor que hacer un sudoku, volver con eso.

A Calatrava le fue estupendamente.

Y somos de la misma letra. Calatrava, Colomo. El problema es que yo no tengo un blog como el suyo: ‘Calatrava te la clava’