Público
Público

La fidelidad tiene un precio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres

Director: David Fincher
Género: Thriller
Nacionalidad: EEUU
Reparto: Daniel Craig, Rooney Mara, Christopher Plummer
Duración: 158 minutos 

En síntesis

El periodista Mikael Blomkvist deja temporalmente su trabajo en la revista ‘Millennium' tras ser acusado de difamación. El veterano dirigente de una de las más poderosas empresas familiares de Suecia lo contrata entonces para que investigue la desaparición, cuatro décadas atrás, de su sobrina. Le ayudará en sus pesquisas Lisbeth Salander, una talentosa hacker bajo tutela de los servicios sociales.

Comentario

Aunque apreciada por los integristas de la literatura, la fidelidad de una película a la obra que la inspira resulta, la mayor parte de las veces, un peaje muy caro. La adaptación estadounidense de la primera entrega de la trilogía de Stieg Larsson está concebida para no defraudar a sus millones de seguidores. Más allá de los ajustes imprescindibles (como dos personajes que se funden en uno, tramas secundarias que desaparecen...) para condesar las 600 páginas del libro en poco más de dos horas y media de metraje, el filme de David Fincher no se toma libertades. ‘Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres', de hecho, tiene mucho de adaptación ideal: una película escrupulosamente respetuosa con el texto original llevada a cabo por uno de los cineastas mayores del cine contemporáneo. Sólo hace falta compararla con la digna pero funcional versión sueca, para comprobar qué significa que esta cuente con el director de ‘La red social' detrás de la cámara: aquí nos encontramos con una obra de una elegancia y poder visual muy superiores. Y el director demuestra una vez más su pulso narrativo dotando a la película de un ritmo implacable. De hecho, Fincher prescinde de detenerse en los pormenores de la investigación, asumiendo que la mayoría de los espectadores conocen bien la historia o, simplemente, poniendo de manifiesto lo poco que le interesa...

Pero es también esta sumisión estricta a la novela lo que provoca cierta frustración. Fincher se ha destacado, entre otras cosas, por introducir elementos de modernidad en el thriller clásico, atreviéndose a desasosegar o frustrar las expectativas del público en títulos como ‘Seven' o ‘Zodiac'. Verlo encorsetado en una trama detectivesca de lo más convencional sin que pueda destacar más allá de su probado oficio es como observarlo dando un paso atrás en su carrera. Y es que esta película acaba siendo tan fiel al libro que también hereda sus limitaciones.

Filme de personajes

Más que al argumento o al retrato de una Suecia emponzoñada por el nazismo y la violencia contra las mujeres, David Fincher le ha sacado brillo sobre todo a los dos protagonistas. Hasta el punto que el montaje no se pone tanto al servicio de contar la historia como de gestionar las tensiones y atracciones entre el periodista de investigación interpretado por un demasiado guapo Daniel Craig y la atormentada hacker a quien encarna con toda su fuerza icónica una espléndida Rooney Mara.