Público
Público

Fifa 14: ¡El balón está vivo!

Un anárquico cuero revoluciona el título, con un juego mucho más vertiginoso e impredecible, combinados con un realismo espectacular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ahora que el balón comienza a adquirir una importancia sobredimensionada con el comienzo de la temporada, aderezada por la falsa mansión que se rumoreó que Messi se iba a construir con forma de gigantesco esférico, Fifa 14 viene para aportar su granito de arena a la causa.

El videojuego de Electronic Arts (EA) no falta a su tradicional cita de cada otoño para poner toda la carne en el asador y dominar como el Barcelona desde el minuto uno. Poco es el margen de mejora de un título tan pulido como Fifa y, sin embargo, ha habido una revolución respecto a su jugabilidad.

EA nos presenta en el último título de la saga un balón que cobra más importancia que nunca. Precisamente porque su revolución empieza por ahí. El esférico más vivo, independiente y anárquico que hayamos visto en la saga, alrededor del cual giran todas las novedades de de Fifa 14 sobre el césped. Su imprevisibilidad se contagia a todas las jugadas del partido, tanto las que controlamos como las de la IA. Ello repercute en la velocidad y el ritmo del juego, que aumentan, pero también en la fluidez, uno de los principales rasgos del título de EA. Una característica que se diluye considerablemente en Fifa 14 y que, en ocasiones, hace algo pesado el partido.

La anarquía del cuero tiene también sus consecuencias en la precisión con la que gozábamos hasta ahora en los títulos más recientes de la saga. Ya no es tan perfecta, fruto de las nuevas cualidades del balón, lo que afecta a los controles, rebotes, disparos y filigranas varias. Ya no controlamos el balón como hasta hace poco, ahora habrá que luchar por él en cada rincón del campo.

Estas nuevas características del balón tienen seguramente su origen en el espectacular motor de impactos estrenado por EA el año pasado, que se mantiene esta temporada con mejoras, nuevas situaciones -como apoyarse en un contrario al saltar en la lucha por el esférico- y un espléndido realismo. El mayor visto hasta ahora en un juego de fútbol.

La ambientación, la lista de canciones y los modos de juego vuelven a ser espectaculares

Por otro lado, se ha simplificado considerablemente el controvertido sistema de defender implantado en el anterior título, de tal manera que este año es mas fácil hacerlo en estático y robar el balón. También se ha pulido la IA, que ahora ataca y defiende con más sentido, con una estrategia clara, diferente en función de si enfrente tenemos a un Chelsea al contraataque o un Barça con posesión. Pero la forma de atacar, con la pérdida de precisión, se ha dificultado. 

Revoluciones aparte, EA se ha encargado de pulir la increíble recreación física de la mayoría de los jugadores, añadiendo nuevos y mejorando los que había. Se mantiene, de igual manera la habitual kilométrica lista de estadios y licencias de ligas -33 de más de 20 países-, que incluyen novedades como las de Chile, Argentina o Colombia. La ambientación, la lista de canciones y los modos de juego vuelven a ser espectaculares. En cuanto al último aspecto, destacan como principal novedad las temporadas cooperativas con amigos, que aseguran un año más horas y horas de realismo futbolístico. Por si el aficionado no tenía suficiente con el balón en la tele todos los días.

'Fifa 14' está a la venta desde el 27 de septiembre para Xbox 360, PlayStation 3, Wii, PC y Nintendo 3DS.