Público
Público

"Flamenco y jazz se crían en la calle"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El flamenco y el jazz comparten estantería en la mayor parte de las tiendas de discos del mundo y en el corazón del piano de Chano Domínguez. 'Me alimento de ellos diariamente. Para mí son dos músicas que al tener en común la crianza de la calle tienen puntos en común. Comparten la espontaneidad, la creación en el momento, porque sus artistas son capaces de cantar, tocar o bailar según su ánimo. Aparentemente se trata de músicas opuestas, pero tienen eso en común, que ya es mucho.

Y gente como yo, que se ha criado en el mundo del flamenco, después se ha alimentado musicalmente del lenguaje del jazz'. Chano Domínguez celebra haber tenido 'esas dos barajas'. 'Trabajo con las dos desde hace muchos años. Ese diálogo ha aportado cosas beneficiosas para las dos.

El jazz parece una música muy elitista, pero ha captado a mucha gente que no iría a un concierto de jazz tradicional pero sí a uno de gente como yo, con influencias que lo acercan a ambas músicas', explica.

Claro, que no es lo mismo improvisar en base a los estánderes del jazz que en clave de bulerías. 'En el flamenco, naturalmente, se improvisa con la forma', explica el pianista. Los cantes y las falsetas van apareciendo, pero todo está estudiado.

En el jazz se improvisa en base a la estructura musical, a la que se va dando vueltas. 'Claro que en el flamenco, a pesar de que en esas falsetas todo está aprendido, a medida que vas estudiando le das una impronta única, los ritmos los vas solapando, los melismas se diversifican y eso hace que todo pueda parecer nuevo por esos cambios improvisados. Hay improvisaciones dentro de composiciones establecidas. Por eso me apasiona'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.