Público
Público

Los fogones ya calientan la universidad

Basque Culinary Center iniciará el curso el 3 de octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hace tanto que el arte de la cocina apenas despertaba interés en los círculos académicos. Quienes veían en los fogones una luz, una fuente de inspiración y creatividad, estaban condenados a aprender como pinches de sus mayores. Pero todo eso ha cambiado. Al menos, ese era el sentimiento entusiasta ayer durante la inauguración en San Sebastián del Basque Culinary Center, la primera Facultad de Ciencias Gastronómicas de España y la única en el mundo con un centro de investigación I+D.

El centro nace con la implicación del Ayuntamiento de Donostia, la Diputación de Gipuzkoa, el Gobierno vasco y el Ministerio de Ciencia e Innovación, pero su alma máter, sus inspiradores, son Mondragon Unibertsitatea y siete afamados cocineros hechos a sí mismos: Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Pedro Subijana, Karlos Arguiñano, Hilario Arbelaitz, Eneko Atxa y Andoni Luis Aduriz. Todos ellos sentían hasta ayer el vacío de que la cocina no tuviera su propia universidad, que no fuese digna de estudio.

Aduriz lo explicó así: 'Si yo hubiese tenido la posibilidad de estudiar en un centro como este, habría entrado de cabeza. En mi casa, mis padres siempre pensaban que ser cocinero era una cosa, pero que, en cualquier caso, los estudios eran necesarios'.

Aparte del patronato constituido por estos siete cocineros vascos, Basque Culinary Center cuenta con un consejo asesor presidido por Ferran Adrià e integrado por otros ocho chefs de prestigio internacional: Yukkio Hattori (Japón), Massimo Bottura (Italia), Michel Bras (Francia), René Redzepi (Dinamarca), Dan Barber (Estados Unidos), Gastón Acurio (Perú), Alex Atala (Brasil) y Heston Blumenthal (Reino Unido). La misión de estos embajadores de lujo consistirá, además del puro asesoramiento, en dotar a la facultad culinaria de proyección internacional.

El propio edificio del Basque Culinary Center, diseñado por el estudio de arquitectura Vaumm y situado en el Parque Tecnológico de Miramon, evoca con sus cinco plantas la imagen de un montón de platos apilados. Medio centenar de estudiantes (23 vascos, 27 de otras comunidades y seis extranjeros) iniciarán allí el 3 de octubre su carrera culinaria con un itinerario homologado con el Plan Bolonia.

Eneko Atxa, uno de los siete cocineros que forman el patronato de Basque Culinary Center, celebró su apertura: 'Es el final de un sueño. Digo el final porque lo hemos logrado, pero también digo que es el principio de un sueño porque, en el futuro, seguro que tendremos mejores profesionales', señaló.

La inauguración del centro por la mañana contó con la presencia de los príncipes de Asturias y, a modo de protesta, con la ausencia del diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, y del alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre (Bildu). La polémica política quedó servida.