Público
Público

La fotografía que contó los secretos de la revolución

El IVAM recupera la imagen íntima de Castro y el Che

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque la directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Consuelo Císcar, admite que no tenían en mente celebrar el aniversario, en 2009 se cumplenlos 50 años de la revolución cubana. La muestra Miradas reveladoras reúne en el museo valenciano 65 imágenes de nueve fotógrafos cubanos de la época.

Alberto Díez Korda, Raúl Corrales, Osvaldo y Roberto Salas, Liborio Noval, Ernesto Fernández, José Agraz, Perfecto Romero y Luis Pierce enseñan jornadas y personajes simbólicos. La selección se ha centrado más en el pueblo que en los líderes, y junto con alguna imagen de Fidel y del Che, aparecen los guerrilleros anónimos, multitudes y cubanos de a pie.

Roberto Salas vivía en el Bronx. Él y su padre, el fotógrafo cubano Osvaldo Salas, habían fotografiado a Fidel cuando visitó Nueva York en busca de apoyos. Al estallar la revolución, Castro los llama para que acudan a Cuba: 'Llegué con 18 años, sin saber nada de política, y me encontré viviendo con guerrilleros armados. Aquello era una auténtica aventura. Años después supe qué era la revolución' comenta Salas a Público.

De aquellos momentos, el fotógrafo resalta su independencia: 'Se ha dicho que nos dirigía un experto en publicidad política, pero no es cierto. Todo pasaba muy rápido,no pensabas, o hacías la foto o la perdías'.

La mayoría de fotógrafos que componen la muestra publicaban sus imágenes en el diario Revolución, entre ellos Liborio Noval, que destaca el papel del fotoperiodismo en la época: 'Había mucho analfabetismo, pero el pueblo tenía que saber qué estaba pasando. Nuestras imágenes tenían que hablar por sí solas, informar', explica Noval, que con 25 años se enfrentaba a 16 horas de trabajo diario sin apenas material fotográfico. 'Trabajábamos con las películas del Instituto de Cine. Con el bloqueo norteamericano la cosa empeoró, escaseaban los carretes y el material de revelado. No podías hacer muchas fotos, por eso era tan importante la técnica', explica el fotógrafo, que admite que ya no podrían tomarse imágenes así. 'Los tiempos han cambiado, ya pasó la euforia. Habría que hacer la revolución de nuevo Y, aunque murieron algunos, si hubiera que hacerla de nuevo, se haría', sentencia Noval.

Para Lourdes Socarrás, el reto es distinto: 'Hay interés por el arte cubano: la muestra viene de París, ahora está en España Deberíamos aprovechar las oportunidades para promocionar a nuestros artistas fuera', reconoce la directora de la Fototeca de Cuba.