Público
Público

El fuego abierto de Eneko

El dibujante Eneko recopila algunas de sus mejores viñetas en '¡Fuego!', volumen que repasa una trayectoria a medio camino entre el humor y el compromiso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dibujos de Eneko Las Heras (Caracas, 1963), siempre a medio camino entre el humor y el compromiso, nos alertan de dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. En su obra no hay ni rastro de artificio, pose o hedonismo, cada viñeta de Eneko es como una llama capaz primero de hacernos reír y, al momento, de hacernos despertar.

Quizá por ello, por lo que tiene de flamígero todo cuanto imagina este venezolano de ascendencia vasca, qué mejor forma de recopilar sus ilustraciones que bajo el epígrafe de ¡Fuego!, un volumen publicado por 360º ediciones que recoge casi 200 ilustraciones de esta última etapa tan convulsa por la que transitamos.

'Entiendo el humor como un medio y no como un fin', explica el autor. 'En ese sentido el humor puede ser bueno y malo ya que es simplemente un medio, para mí lo importante es expresar ideas y pensamientos políticos, digamos que el humor es el arma que utilizo y no un fin en sí mismo'.

La crisis, la corrupción, las migraciones, la memoria histórica, el machismo, la iglesia, poco o nada se escapa a la mirada siempre perspicaz de Eneko. 'Por lo general estos dibujos trascienden el momento y el lugar en el que fueron hechos. Trato de que mis viñetas vayan más allá de lo coyuntural, pese a que lógicamente la crisis es un tema que he trabajado mucho', comenta el dibujante.

Sus ideas nos sorprenden a diario desde las páginas de 20 Minutos, Interviú o Diagonal, en España, y como colaborador del periódico venezolano Ciudad CCS. Una dura lucha diaria por impresionar y denunciar no exenta de satisfacción. 'Para mí es clave el momento de encontrar la idea, en el proceso hay un espacio de sufrimiento sin dramatizar en el que te planteas un problema, hay cierta sensación de que la idea no te lleva a encontrar una solución gráfica apropiada al problema pero cuando la encuentras es muy gratificante'.

Y lo cierto es que, muy a menudo, Eneko encuentra esa 'solución gráfica' que apunta. Este volumen, puro fuego en viñetas, lo corrobora.