Público
Público

La galerista Soledad Lorenzo dona toda su colección al Reina Sofía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 385 obras de 90 artistas, la mayoría de ellos españoles, procedentes de la colección de la galerista Soledad Lorenzo van a pasar a formar parte de los fondos del Museo Reina Sofía. Esta institución recibirá próximamente en depósito el conjunto de obras, en las que predomina la pintura, aunque también hay escultura, fotografía, obra gráfica, instalaciones y audiovisuales.

Las piezas llegarán al museo en depósito por cinco años prorrogables y con promesa de legado por parte de la galerista. 'La depositante realizará las gestiones necesarias para disponer, por vía testamentaria, el futuro legado de las obras objeto del contrato a favor del Museo Reina', señala la institución en un comunicado.

En la actualidad, destaca el comunicado, no existe en España precedente alguno de un depósito con promesa de legado con estas características, tanto en lo que se refiere al número de obras, como por la calidad de las mismas y la importancia de los autores.

Durante más de un año, la galerista y los representantes del museo han negociado la donación, cuyo conjunto refleja 'el papel protagonista desempeñado por una galería de arte en nuestro país a partir de los años ochenta del pasado siglo, unos años en los que el arte español estaba pendiente de hacer pública una renovación', según el museo.

Entre los artistas más representados en este importante depósito figuran Juan Uslé (31 obras); Pablo Palazuelo (23); George Condo, (22); Adrià Julia, (19); Sergio Prego, (17); Txomin Badiola, (15); Pérez Villalta, (14); José Manuel Broto, (14); José María Sicilia, (14); Miquel Barceló, (11); Pello Irazu, (11); o Victoria Civera (8).

A ellos se unen artistas de la talla de Antoni Tàpíes, de quien una obra fundamental pasa también a engrosar los fondos del Museo, Gordillo, José Guerrero o Soledad Sevilla. La nómina de autores corresponde a diferentes generaciones. Desde Palazuelo y Tàpies, a otros mucho más jóvenes, como Jerónimo Elespe, Philipp Fröhlicho o Adriana Varejâo.

En este sentido, la práctica artística del siglo XXI, hasta la fecha escasamente representada en la colección del Museo, ocupa un lugar muy importante en el depósito.

El comunicado destaca también la entrada de artistas con poca obra en el museo hasta el momento, como Civera, Uslé, Eric Fischl, David Salle o Philip Fröhlich. De otros se va a completar de manera importante su representación, como es el caso de Pello Irazu, Txomin Badiola o Gordillo.

En 2011 Soledad Lorenzo (Santander 1937) anunció el cese de la actividad de su galería, que cerró definitivamente sus puertas el 30 de diciembre de 2012. A lo largo de los más de 26 años que ha dirigido la sala madrileña y mientras desarrollaba su actividad, fue manteniendo en su poder obras de las que no se desprendía, bien por el carácter sentimental que para ella tenían algunas piezas, o porque no las vendió en su momento.

La colección 'va a aportar un foco muy importante a una época, la de los ochenta, que le irá muy bien'Aunque no se considera coleccionista, ha reunido una destacable colección, que supera las seiscientas obras, con presencia de cien artistas, muchos de los cuáles han estado representados en su galería mientras que otras obras proceden de adquisiciones en otras galerías y ferias. La decisión 'ha sido muy pensada y la he tomado en soledad, ya que no tengo que dar explicaciones a terceros. Estoy muy contenta de haberlo hecho y de ver la gran satisfacción con la que ha sido acogida', comentó a Efe Soledad Lorenzo.

El Reina Sofía 'es el museo de todos los españoles, es un museo nacional. Además, yo siempre, a lo largo de mi trayectoria, he apoyado mucho al Reina Sofía, es fantástico poder tener un museo tan importante como este'. Soledad Lorenzo lamentó que en ocasiones no se valore que se trata de un museo tan significativo, 'de la magnitud del Pompidou o del de Londres' y consideró que su colección contribuirá 'a dar mayor información a la sociedad'. Además, señaló, el Reina Sofía 'siempre ha estado bastante limitado en lo que respecta al arte contemporáneo', por lo que su colección 'va a aportar un foco muy importante a una época, la de los ochenta, que le irá muy bien. Por eso lo he hecho'.