Público
Público

El Gobierno vasco premia y castiga a Joseba Sarrionandia

El escritor, huido desde 1985, gana el Premio Literario Euskadi 2011 de ensayo en euskara. El Ejecutivo vasco dice que es "un condenado por pertenencia a ETA" y le retiene el importe  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hay días en que el mundo de la cultura se ve sacudido por el ejercicio de la política. Y uno de esos días fue ayer con dos protagonistas: el Gobierno vasco de Patxi López y uno de los escritores más prolíficos y reconocidos de la literatura vasca, Joseba Sarrionandia, Sarri (Iurreta, 1958), otrora miembro de ETA y protagonista además de una fuga espectacular de la cárcel en 1985.

La Consejería vasca de Cultura había convocado una rueda de prensa en Vitoria para dar a conocer los Premios Euskadi de Literatura en las modalidades de ensayo en euskara y castellano, y de ilustración y traducción literaria. Era una cita a priori meramente cultural, pero para sorpresa mayúscula deparó algo más: una decisión política. Después de que el jurado hubiese otorgado el Premio Literario de Euskadi 2011 de ensayo en euskara a Sarrionandia por su obra Moroak gara behelaino artean? (¿Somos moros en brumas?), el Gobierno vasco dictó una resolución inédita: retener los 18.000 euros que iba a recibir el escritor por este galardón, así como los 4.000 previstos si la obra fuese traducida a otro idioma.

Es una decisión inédita contra el escritor, que tiene premios desde 1980

¿Por qué? Por la militancia en el pasado de Joseba Sarrionandia en ETA y su permanencia en el exilio desde que se fugó de la cárcel de Martutene en 1985 fue condenado por los delitos de detención ilegal y depósito de armas, metido en un altavoz utilizado en un concierto del cantante Imanol. El viceconsejero vasco de Cultura, Antonio Rivera, lo explicó con estas palabras: 'El Gobierno vasco opone serios problemas a que un premio que auspicia y dota económicamente recaiga en una persona condenada por pertenencia a la organización terrorista ETA, fugado de la cárcel y en paradero desconocido desde 1985, y que no se ha retractado nunca de su militancia'.

El punto de vista del escritor premiado y, a la vez, castigado es bien distinto. En una entrevista con el también escritor y periodista Hasier Etxeberria, publicada en 2002 en el libro Bost idazle Hasier Etxeberriarekin berbetan, Sarrionandia sostenía que el delito por el que fue condenado había prescrito y que sus razones para no regresar a Euskadi eran de índole política. En la colección de poemas escritos entre 1985 y 1995, Hnuy illa nyha majah yahoo, dejó también por escrito que el regreso a casa 'es absolutamente imposible, pues la casa, la patria, tal y como la conocimos, tal y como la deseamos, no existe'.

'Sarri' dijo en una entrevista en 2002 que su delito había prescrito

La decisión adoptada ahora por el Gobierno vasco no tiene precedentes. En 1980, el mismo año en que Sarrionandia fue condenado a 20 años de cárcel, recibió tres premios por sendas obras; al año siguiente de fugarse, en 1986, ganó el Premio de la Crítica de narrativa en euskara por su obra Atabala eta euria (El tambor y la lluvia), y en 2001 obtuvo el mismo galardón por Lagun izoztua (El amigo congelado).

Libro a libro, Joseba Sarrionandia se ha convertido en uno de los escritores más idolatrados de Euskadi y sus obras son habitualmente best sellers en el pequeño pueblo del euskara. Algunas de las más conocidas, como Narrazioak (Narraciones), Ni ez naiz hemengoa (No soy de aquí) o Lagun izoztua han sido también traducidas a otros idiomas.

Hasta Patxi López utilizó en su discurso de investidura como lehendakari, en 2009, parte de un poema escrito por Sarrionandia al referirse a la pasividad de parte de la sociedad ante los crímenes de ETA. Ahora el Gobierno vasco adopta sobre este escritor una decisión salomónica y trasnochada: premia su obra, pero, a la vez, congela el premio en metálico. Es una forma más de confundir al autor con la obra y viceversa.