Público
Público

Gogol Bordello, el turbo-folk balcánico

Amigos de Madonna y Manu Chao, actúan en Barcelona, Santiago y Bilbao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alguien definió a Gogol Bordello como una pelea entre Joe Strummer y Shane McGowan en un bar soviético. Kusturica podría grabar la escena. Formada hace diez años en Nueva York por refugiados políticos de países del este de Europa y emigrantes latinos, esta batidora agitada con turbo-folk balcánico, punk-rocky música gitana, ha escrito en cuatro discos la banda sonora de estos tiempos de desconcierto. Con Super Taranta!, y algún adelanto del nuevo álbum que está al fuego en Brasil, el grupo más divertido del siglo XXI desembarca en Barcelona (día 8), Santiago de Compostela (11) yBilbao (13).

¿Cómo presento a Gogol Bordello: circo o artista? 'Como un grupo de música', aclara Eugene Hürtz, su cantante ucranio. 'Buscamos una música personal que retrate el momento. No pienso mucho si es mejor actuar o grabar discos. Los conciertos son una fiesta, pero mi principal influencia es mi biografía', explica el bucanero Hürtz.

En el barco viajan nueve músicos con raíces en Rusia, Rumanía, Israel, Etiopía, Tailandia, China, Escocia, Japón y Ecuador. 'Somos inmigrantes, algunos refugiados políticos, y escribimos sobre cómo vemos el momento actual. Un signo de estos tiempos es que mucha gente no se toma las cosas en serio. Yo no lo veo así, porque cualquier cosa que hagas tiene una importancia en la sociedad. En Gogol Bordello intentamos dar nuestro punto de vista sobre el paso del tiempo', se extiende.

Con punk gitano, vía Lower East Side, que entronca a Gogol Bordello con Balkan Beat Box y Arto Turbociyan, Hürtz reivindica el concepto de trovador con acervo itinerante. A él, abandonar Ucrania tras el desastre de Chernobyl, le permitió absorber mejor sus raíces. 'No es importante separar este y oeste, sino lograr que raíces genuinas empapen tu música. Por ejemplo, el flamenco es una gran influencia, Camarón nos apasiona'.

Aún así, extraña un grupo de concierto en la era de las descargas en casa. 'La forma de disfrutar de la música evoluciona, pero nunca será posible descargar la energía de un concierto. Nosotros trabajamos para tener un directo fuerte y no perdemos el tiempo preocupándonospor Internet'.

Prefieren hacer amigos (con Madonna adaptaron La isla bonita en Live Herat) y saltar fronteras (Manu Chao ha sido su guía latino). 'Nunca pienso en música comercial o no. Llamamos la atención por cómo contamos lo que pasó anoche o experiencias en Marruecos, Siberia o Brasil... y ahora no veo gente con camisetas de Madonna en los conciertos', dice para explicar que quien piense que su público creció de la noche al día se equivoca.

La voz de Eugene Hürtzsuena ronca desde Italia, aunque lleva meses viviendo en Brasil. Y está entusiasmado. 'Es el cielo de la música. Es la mejor vida posible. Cada día me levanto, tomo café y voy a algún sitio a buscar música. Siempre encuentro algo fascinante. Ahora ya soy un adicto a Brasil', cuenta entre carcajadas. Os Mutantes serán sus próximos socios musicales. El circo balcánico baja al trópico, recorrerá España dando que hablar.