Público
Público

Los Goya en rose

Tras el mejor año en taquilla de la historia del cine español, llega la hora de repartir sus premios. ‘La isla mínima’ y ‘El Niño’ parten como las favoritas. Dani Rovira conducirá la gala. Pedro Almodóvar entregará el Goya de Honor a Banderas. Desde las 20 horas, 'Público.es' lo narrará en directo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Infografía de los premios Goya 2015. /EFE

MADRID.- Ha llegado el día. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas despliega la alfombra, que este año se tiñe de rosa, para la cita más importante del cine español. Por ella desfilarán los rostros más conocidos del séptimo arte en España, en un año en el que la cinematografía pasará a la historia por haber conseguido la mejor taquilla de su historia. Las películas Made in Spain concentraron a más de 20 millones de espectadores en las salas, lo que se traduce en una recaudación inédita de 123 millones de euros y una cuota de mercado del 25,5%. Y todo ello a pesar del 21% de IVA.

La 29ª edición de los premios Goya, celebrada en sábado por primera vez en muchos años y que podrán seguir en directo en Público.es desde las 20 horas, dará a conocer una vez más a los mejores profesionales de cada una de las especialidades técnicas y creativas. La isla mínima y El Niño, con 17 y 16 nominaciones respectivamente, además de favoritas, pueden batir récord si superan los 14 cabezones que consiguió Mar Adentro en 2005. No hay que cantar victoria. Sus competidoras pisan fuerte: Magical Girl (siete nominaciones) cuenta con el halago de la crítica, Relatos Salvajes (nueve) puede ser la Mejor película de habla no inglesa en Hollywood y de Loreak (dos) se ha dicho que tiene opciones de convertirse en La Soledad del 2015.

En los Goya, como el cine, todo es posible. Están los que confirman, los que sorprenden y los que decepcionan. La espera por saber cuál de los tres acabará en las estanterías de los nominados acabará en unas horas.

La gala, que tendrá lugar en el Auditorio Príncipe Felipe del hotel Auditorium de Madrid, contará con el actor y humorista Dani Rovira como maestro de ceremonias, con probabilidades de salirse del guión si finalmente se lleva el Goya al Mejor actor revelación por su papel en Ocho apellidos vascos. La comedia, a pesar de haberse hecho con el primer puesto de la taquilla y ser el fenómeno cinematográfico del año, sólo opta a cinco estatuillas.

En palabras del presidente de la Academia, "la taquilla no es lo único que hay que celebrar" en la noche por excelencia del cine español. González Macho ha destacado que lo principal en esta edición es la variedad fílmica. "Lo importante es que haya un panorama donde elegir y aquí lo hay. Ha quedado demostrado que podemos hacer un cine a todos los niveles, competitivo en el buen sentido de la palabra, tanto por las películas taquilleras como por otras que sin tener una recaudación amplia han arrasado en los festivales. Es de lo que se trata, hacer cine para todos los gustos", aseguró.

Si se tiene en cuenta el éxito festivalero, la cinta de Carlos Vermut tiene grandes posibilidades a convertirse en la Mejor película del año. Magical Girl ya obtuvo el reconocimiento en el Festival de San Sebastián con la Concha de Oro, a la que se sumó la de Plata para su director, un doblete que no se producía desde 1997 con Claude Chabrol y su película Rienne va plus.

Las opciones en interpretación

Doble también es la nominación de su protagonista, Bárbara Lennie, quien además de este galardón opta también al de Mejor actriz de reparto por El Niño. De ganar los dos, igualaría a Verónica Forqué, única actriz española hasta la fecha que se ha llevado dos Goyas a casa en la misma edición. Tendrá que enfrentarse a María León (Marsella), Macarena Gómez (Musarañas) y Elena Anaya (Todos están muertos) como principales y a Mercedes León (La isla mínima), Carmen Machi (Ocho apellidos vascos) y Goya Toledo (Marsella) como secundarias.

En el sector masculino, parte como favorito a llevarse la estatuilla a Mejor actor protagonista Javier Gutiérrez, que compite por la misma categoría con su compañero en La isla mínima Raúl Arévalo. El argentino Ricardo Darín (Relatos Salvajes) y Luis Bermejo (Magical Girl) completan la lista de esta candidatura. El reconocimiento a la interpretación de reparto se la disputarán Antonio de la Torre (La isla mínima), José Sacristán (Magical Girl), Eduard Fernández (El Niño) y Karra Elejalde (Ocho apellidos vascos).

Como revelaciones del año suenan fuerte los nombres de Nerea Barros (La isla mínima) y David Verdaguer (10.000km).

Momento Almódovar-Banderas

Pero no todo son incógnitas. El Goya de Honor será para Antonio Banderas, que con 54 años se convierte en el actor más joven en recoger este galardón. Por petición del malagueño, Pedro Almodóvar, tras varios desencuentros con la Academia, será quien le entregue la estatuilla como reconocimiento a una "fulgurante carrera a ambos lados del Atlántico”, tal y como destacó la Academia del actor a la hora de justificar su elección.

Banderas debutó con el manchego en Laberinto de pasiones, allá por 1982. Nadie mejor que él para recibir el premio a toda una carrera. "No sólo han sido siete películas con él, sino lo personal, lo que corrimos en los 80, las cosas que nos pasaron, que vimos y que aprendimos", dijo refiriéndose al director. El Goya, confiesa, es un reconocimiento que recibe con "agradecimiento, responsabilidad y estímulo" porque es un premio "para el futuro".

El elenco almodovariano se cierra con la presencia de Penélope Cruz. La actriz, que no acudía al homenaje del cine español desde 2010, entregará uno de los galardones de la noche.

Clara Lago, Terele Pávez, Paco León, José Luis Cuerda o Carlos Areces se subirán también al escenario para entregar el Goya en una de las 28 categorías.

Polémica presencia de Wert

Quienes no irán son los reyes Felipe y Letizia. La Academia hizo llegar una invitación a la Casa Real, pero los monarcas excusan su ausencia “por motivos de agenda”. Un pretexto, al parecer, muy recurrido en eventos que se convierten en escenario de protestas y reivindicación. José Ignacio Wert hacía un desplante al mundo de la Cultura en la ceremonia del año pasado, justificando su ausencia en una reunión con su homólogo británico en Londres. Más tarde se supo que el encuentro había sido solicitado desde España la misma semana de la gala. Este año el ministro parece que cumplirá con la cita. “Si nada se lo impide”. A buen seguro, alguno de los premiados le recordará al ministro el desacuerdo del sector con el 21% del IVA cultural.