Público
Público

La gran obra del Peter Pan español cumple 30

Un documental rememora el estreno en cine de 'Arrebato'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En Arrebatados, el documental que el canal TCM ha preparado para rememorar los 30 años del estreno de Arrebato, que se cumplen mañana, José Luis Borau, maestro, primero, y colaborador, luego, de Iván Zulueta, confiesa: 'En cierto sentido, tenía una gran madurez, pero en otro, ninguna', dice del director que falleció hace seis meses.

Antonio Gasset, amigo, coguionista y actor en la obra brecha del cine de vanguardia español, añade: 'Siempre encontraba un pretexto: un helado, ir al cine, los cromos... cualquier cosa para no hacer lo que tenía que haber hecho, que era convertirse en un gran director.

Entonces, y a las claras, ¿era Zulueta un Peter Pan? 'Sin duda, me lo confesó muchas veces. Me decía: El problema es que nadie quiere crecer, yo mismo no estoy preparado para nada en la vida', apunta Andrés Duque, autor del retrato-documental Iván Z, que el canal TCM programará también para celebrar los 30 años del estreno del filme.

Duque, que acaba de comisariar una muestra en Galicia en la que recoge el espíritu peterpanesco de varios cineastas de la Transición española, cree que Zulueta era el mayor Peter Pan de todos, porque reivindicaba el juego, 'ese espíritu del cine autoproducido, muy personal, donde el propósito era pasárselo bien'. Para los dudosos, una anécdota: en aquella famosa secuencia de Arrebato en la que Will More enseña a Zulueta unos cromos de Las minas del rey Salomón, Zulueta tenía preparados en realidad unos cromos de Peter Pan que se extraviaron en el último momento.

De ese mismo espíritu, nacieron un puñado de súper 8 insólitos, que Pedro Almodóvar ve como el germen de Arrebato, 'su obra maestra'. 'Hacía películas abstractas, donde el argumento importaba menos y donde las imágenes tenían su propio argumento', apunta el director manchego, que colaboró en Arrebato doblando la voz de Helena Fernán Gómez.

De esos súper 8 poco queda, más allá de Leo es Pardo o King Kong. Como recuerda Gasset, la policía confiscó buena parte de ellos durante uno de esos pases de tapadillo que hacía Zulueta en el cine California de Madrid. 'Entre ellos estaba Marilyn o Will More seduciendo a Tay-lor Mead'. Dos cortos que siguen desaparecidos, alimentando el mito de un director que acabó, como apuntaba en Arrebato, vampirizado por el cine y por la droga.

Tres décadas después del estreno en los cine Alphaville de Madrid, y de las malas críticas que alejarían al filme de la taquilla y lo acercarían a la etiqueta de 'culto', la reivindicación es más encendida: 'Es la película fundamental del cine de vanguardia en España', asume Duque. Ga-sset lo secunda en Arrebatados: 'No soy mitómano y creo poco en el cine de culto. Pero Arrebato es una de las grandes películas del cine español y de las más interesantes y originales'.