Público
Público

El Gran Teatre del Liceu, más que un teatro

Para los amantes de la ópera y de la arquitectura.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Interior del Gran Teatre del Liceu.

Barcelona es una ciudad cultural, moderna y de contrastes. Una ciudad de vanguardia con una arquitectura gótica muy característica de ésta y unos edificios emblemáticos que tanto los autóctonos de la ciudad como los visitantes admiran. Entre éstos está El Gran Teatro del Liceu, uno de los edificios más queridos de la ciudad, más que un teatro se ha convertido en todo un símbolo y reclamo turístico y cultural. Para los amantes de la ópera y de la arquitectura.

El primer edificio del teatro se creó en 1847 en La Rambla de Barcelona, construido en base a los planos del arquitecto Miquel Garriga i Roca y su ayudante Josep Oriol Mestres. Un ambicioso proyecto que se pudo llevar a cabo, siguiendo el éxito del Liceu Filarmónico y gracias a un grupo de destacados burgueses de Barcelona dirigidos por Joaquim de Gisperr i d´Anglí. Financiado por fondos privados que dieron lugar a la Sociedad del Gran Teatre del Liceu, llamada “Sociedad de propietarios”. Dejaron atrás el antiguo edificio del Convento de las Trinitarias, dando paso así a un teatro preparado para recibir los actos de un edificio de esas características.

Tras sufrir varios incendios, el último en 1994, se reformó a lo que es ahora el actual Gran Teatro del Liceu. Un teatro de ópera que se ha mantenido siendo un centro tanto artístico como cultural. Gestionado por las instituciones públicas más importantes de Barcelona y la administración de la Fundación del Gran Teatro del Liceu. Uno de los teatros más importantes del mundo y uno de los teatros con mayor aforo de Europa, una lista encabezada por Ópera de la Batilla y el Metropolitan Opera House.

Históricamente en el Liceu no sólo se representaban óperas, en su primera etapa también cabían teatro hablado, conciertos y números de variedades. Aunque con el tiempo fue convirtiéndose en un prestigioso teatro de ópera. Anna Bolena de Donizetti fue la primera obra interpretada. Dando paso a numerosos artistas de prestigio como Wagner, Mozart o Strauss.

Actualmente, El Gran Teatro del Liceu acoge dos óperas muy importantes, La Bohème de Puccini, que está basada en la vida parisina de un grupo de jóvenes artistas, encabezado por el amor pasional y trágico de Rodolfo y Mimi. Y por otro lado La Flauta Mágica de Mozart, una historia fantástica que habla del amor, la belleza y la sabiduría. Puedes conseguir tus entradas aquí.

Para los amantes de la ópera el Gran Teatro del Liceu es un símbolo de la ciudad de Barcelona. Un edificio emblemático tanto por su valor artístico como cultural.