Público
Público

Los grandes desconocidos de la New York Fashion Week

Entrevista a los diseñadores de moda españoles Joaquín Trías y Toni Francesc que pasearon sus colecciones en la pasarela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Puede que los focos españoles en la New York Fashion Week se centraran en las propuestas de Custo Barcelona -el pasado domingo- y en el desfile del día 16 de David Delfín. Pero son cuatro los diseñadores que han tenido la oportunidad de presentar sus colecciones para la primavera-verano del 2011.

El primero en pisar la nueva ubicación de la pasarela fue Joaquín Trías con Seized Movement, una colección en la que el impacto del aire sobre el cuerpo ha dado lugar a diseños envolventes y llenos de pliegues: sobriedad y clasicismo.

Apuestas sencillas que destacaban sobre la pasarela por eso mismo, por ser lo contrario a lo que otros diseñadores hacen: utilizar este momento para arriesgar con prendas imposibles para la calle. 'No pretendemos crear tendencias, tenemos un estilo que respeta a la mujer y no queremos que compre una chaqueta que dentro de seis meses no le sirva', explicó a Público el joven diseñador en el backstage justo después de finalizar el desfile.

En el estilo Trías no caben las sorpresas porque sabe perfectamente a qué tipo de mujer se dirige y no falla en su concepto, que tampoco deja lugar a la imaginación ni a las interpretaciones. Destaca por su máxima del menos es más con formas sencillas y envolventes. Vestidos cómodos y ligeros a la altura de la rodilla y pantalones de tiro alto tobilleros. En esta edición ha incorporado su debut en los accesorios con tacones altos y de plataforma.

Urban Forest

Por tercera vez el diseñador español ha presentado su trabajo en Nueva York, donde ya se siente como en casa y donde quiere repetir todas las veces que le sea posible. El día 14 en el Studio del Lincoln Center a las 9 de la noche se estrenaba Urban Forest, 'un grito para concienciar a la gente de que hay que reciclar', explica Francesc. Sigue a su anterior colección, Artificial Life, dando su particular visión del futuro.'Quiero llegar al público para que recicle y sea respetuoso con la naturaleza', cuenta a Público entre zapatos y perchas.

Todos los materiales de la colección son ecológicos y con toques de madera, ' que complementa mucho al desarrollo de la colección'. El color estrella es el beige, también hay verde y ciertos toques de amarillo y turquesa en prendas que 'buscan la textura y el volumen', dice Toni Francesc. Lo consigue a través de volantes, formas asimétricas, plisados y superposiciones. Se dirige a una mujer tranquila que no deja de preocuparse, además de por el medio ambiente, por el estilo: 'No me gusta limitarme, pero lo que hago no quiero que quede desfasado, me gusta trabajar atemporalmente'.

La belleza está en lo más sencillo, aunque luego en realidad no lo sea que de esa sensación'. Francesc ha diseñado para la colección zapatos de rafia y piel, con plataformas de madera y una serie de complementos de madera muy étnicos. 'A veces es bueno experimentar en cuanto a tejidos y patronaje, es el trabajo del diseñador', explica cuando se le pregunta si la crisis afecta a su trabajo, 'Somos los únicos artistas que llegamos a la calle y tenemos que concienciarnos. La crisis todo lo para, pero hace que surjan nuevas ideas y potencialmente te hace no dormirte'.