Publicado: 15.09.2016 16:51 |Actualizado: 15.09.2016 16:54

Grave (Raw), la película sobre canibalismo que causa desmayos
en el Festival de Toronto

Varios espectadores tuvieron que ser atendidos por los servicios de emergencia. Al parecer, el filme contiene una secuencia que mezcla sexo y canibalismo que no es apta para los estómagos más delicados.

Publicidad
Media: 3
Votos: 5
Comentarios:
Fotograma de la película Grave (Raw).

Fotograma de la película Grave (Raw).

MADRID.- La película francesa Grave (Raw en su título en inglés) ha causando sensación, literalmente, en su paso por el Festival Internacional de Toronto (TIFF). Los servicios de emergercia tuvieron que acudir al pase de la cinta francesa, protagonizada por una joven que se convierte en caníbal, para atender a varios espectadores que sufrieron mareos y ataques de ansiedad ante las duras imágenes mostradas en pantalla.



La película escrita y dirigida por Julia Ducournau, relata la truculenta historia de Justine, una joven de 16 años que, siguiendo la arraigada tradición familiar de respeto a todos los seres vivos es vegetariana y estudiante de veterinaria. Pero durante su primer día el la Facultad, obligada durante una novatada, Justine come carne y poco a poco va descubriendo así su verdadera naturaleza que le lleva a entregarse a sus instintos caníbales... y también sexuales.

Una cinta ganadora del Premio FIPRESCI en la última edición del Festival de Cannes y que también se exhibirá en la próxima edición del Festival de Sitges que ha dejado huella en Toronto, especialmente por una secuencia que mezcla sexo y canibalismo y que, al parecer, no es apta para los estómagos más delicados.

"Tuvimos que avisar a una ambulancia porque hay una escena de la película que fue demasiado fuerte para un par de espectadores", relató a The Hollywood Reporter Ryan Werner, responsable de marketing de la película, al que este incidente le ha hecho buena parte del trabajo.

En respuesta al incidente, la vicepresidenta de marketing, comunicaciones y medios de TIFF, Jennifer Bell, emitió un comunicado en el que explicaba que "incidentes de este tipo ocurren a veces en las proyecciones TIFF".

"La protección y la seguridad de todos los asistentes es una prioridad para TIFF y cualquier situación en la que un miembro del público se siente malestar se maneja con cuidado y por los profesionales que se encuentran en nuestras instalaciones", señaló. Además, el comunicado confirmaba que "dos asistentes se sintieron mal durante la proyección de Raw el lunes por la noche, y uno de ellos requirió la asistencia de los servicios de emergencia".