Público
Público

Guitarrista de cantaores

Fallece a los 61 años el maestro Enrique de Melchor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un maestro y un grande. Las dos palabras, que los flamencos suelen reservar para los auténticos genios, fluían ayer de cada rincón al que se acudía a pedir unas palabras sobre el guitarrista Enrique Jiménez Ramírez, conocido como Enrique de Melchor, fallecido de cáncer en la Clínica La Luz de Madrid a los 61 años. 'Una guitarra como dios manda. Imprescindible', dijo el cantaor José Mercé. 'Sabía tocar la guitarra para cantar, que hoy en día no saben. Era un guitarrista con personalidad, con sello propio. Era la rehostia', según Diego el Cigala. 'Con Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar, formaba el grupo privilegiado que siempre ha tirado del carro', en palabras de Marina Heredia.

Nacido en Marchena (Sevilla) en 1950, De Melchor marchó con 12 años a Madrid y con 15 empezó en el tablao de Manolo Caracol, Los Canasteros, donde Paco de Lucía lo vio tocar por primera vez. Ambos forjaron una alianza musical que los llevó a recorrer medio mundo. De Melchor trabajó con innumerables artistas de renombre, a la cabeza de ellos Antonio Mairena, con el que realizó su primera grabación.

'Responsable y magistral', lo definió Manolo Sanlúcar

Enrique Morente, José Menese, El Lebrijano, Vicente Soto Sordera, José Mercé, Rocío Jurado, Fosforito y Carmen Linares lo acompañaron a lo largo de su carrera. Como solista, De Melchor recorrió escenarios como el Queen Elizabeth Hall o el Ghuildhall Bath dede Londres, el Carnegie Hall de Nueva York, el Teatro Real de Madrid y el Liceo de Barcelona.

De Melchor fue un hombre alejado del estrellato, comprometido con los currantes del cante, el toque y el baile. Cuando en noviembre de 2010, el flamenco fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, su reacción fue la de apartarse de la euforia generalizada. 'Que esto no se convierta en instrumento político y sirva para ayudar al cantaor de 80 años que está necesitado. Más trabajo para los artistas, que estudian mucho y veranean poco', dijo.

José Menese, 'compadre' de De Melchor, tenía con él un 'encariñamiento como hermano desde hace 50 años'. 'Era un pedazo de guitarrista', resumía, afectado todavía por el 'mazazo'. 'Tuvo una actitud responsable y magistral ante la guitarra, algo que podría haber seguido demostrando durante muchos años más y que bebió de su padre', el también guitarrista Melchor de Marchena, dijo Manolo Sanlúcar.