Publicado: 11.11.2016 10:55 |Actualizado: 11.11.2016 19:07

Un último 'hallelujah' por Cohen

A los 82 años se despedía del mundo el gran artista canadiense, pocas semanas después de publicar el que será su último disco de verdad: 'You want it darker'. Repasamos momentos de su vida con la voz de los artistas que versionaron sus canciones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Su último disco, You want it darker, publicado el 21 de octubre, iba a ser el último de verdad.

Su último disco, You want it darker, publicado el 21 de octubre, iba a ser el último de verdad.

MADRID.— Muchos dicen que fue poeta antes que cantante y sus versos todavía resuenan en voces imponentes que relatan palabras del maestro sobre desquitarse de problemas mundanos, elevarse, volverse líquido. Dicen que sabía que su último disco, You want it darker, publicado el 21 de octubre, iba a ser el último de verdad. Bajo sus gafas oscuras y su sombrero, los que le conocieron le recuerdan como un personaje tan distante como admirado por el público y por los compañeros de profesión, que hicieron suyas canciones inmortales como estas:

Pequeño vals vienés, Sílvia Pérez Cruz

Cuentan que fue un profesor español de guitarra el que le introdujo en el universo de García Lorca y desde entonces ya nunca se lo pudo quitar de los dedos. De ahí que bautizara a su hija como Lorca Cohen y escribió este Take this waltz para el disco I'm your man, en el año 88.  Quería hacer una versión en inglés de uno de los pasajes más conocidos de Poeta en Nueva York y le costó una depresión y 150 intentos en forma de hojas que acabaron en la papelera. De Lorca decía que aprendió que la poesía podía ser pura y honda pero también popular, y así quiso reflejarlo en sus letras.

Uno de las perlas que más brillan en Omega, el disco de Enrique Morente y Lagartija Nick que lleva veinte años embelesando al público, es la versión en castellano que compuso el maestro Morente. Hace un par de años, dos valientes, Sílvia Pérez Cruz y Raül Fernández Miró, la versionaron para su disco, Granada. 

Y en las ondas oscuras de tu andar
Quiero amor mio dejar
Violin y sepulcro las cintas del vals

Manhattan, Enrique Morente

Manhattan es otra de las joyas de Omega, ese disco que lo cambió todo, porque nada volvió a ser igual desde que se publicó en 1996. Ahora se prepara una reedición en vinilo y un documental donde el propio Morente reconoce que él debió ser rockero. En Omega se crea la conjura perfecta entre las tres pasiones del cantaor: Cohen, Lorca y la transgresión.

El corte número cuatro es una relectura del First we take Manhattan incluido en su disco Famous Blue Raincoat, de 1987. Fue el poeta Alberto Manzano el que introdujo las versiones de Cohen en el imaginario de Omega.

Me guía una señal en los cielos,
me guía una marca de mi piel,
me guía la belleza en nuestras armas,
primero conquistaremos Manhattan,
después conquistaremos Berlín

Suzanne, Nina Simone

¿Quién fue Suzanne? Sin duda es una de las canciones más versionadas del músico canadiense. Está inspirada en su poema Suzanne takes you down incluido en Parasites of Heaven de 1966, el primer libro de poesía que escribió Leonard Cohen. 

En una entrevista para la BBC en el año 94, Cohen explicó que esta canción hablaba de un encuentro carnal imaginario en una hipotética Montreal con Suzanne Veral, la mujer del escultor Armand Vaillancourt. Además de esta versión de Nina Simone también hay muchas otras, unas más peculiares, como la versión en catalán que hizo Toti Soler o la que cantó Serrat, junto a otras tantas cantadas por mujeres, como Joan Baez o con Judy Collins, en la que es el propio Cohen quien acompaña con voz y guitarra. 

And you want to travel with her
And you want to travel blind
But you think maybe you'll trust her
For she's touched your perfect body with her mind

Bird on the wire, Johnny Cash

Cuando Cohen vivía en una isla griega en los años sesenta junto a su musa Marianne, enfrentó sus tendencias depresivas a golpe de guitarra y amor.  Allí le llegó la inspiración justo cuando vio a unos pájaros posados en el cableado telefónico, una imagen que le llevó a empezar a componer esta canción, Bird on the wire, que terminaría de escribir un tiempo después en un motel de Hollywood. 

Johnny Cash la pasó por el tamiz de su grave voz y su pulcra guitarra en el 94, dentro de su disco American Recordings. 

Hallelujah, Jeff Buckley

Posiblemente una de las mejores canciones jamás cantadas por la voz increíble de Jeff Buckley. En los treinta años que vivió Buckley, antes de morir extrañamente ahogado en el río Wolf de Memphis después de escuchar el Whole lotta love de Led Zepellin, solo pudo sacar un disco para guardar su recuerdo, titulado Grace y publicado en 1994, donde se encuentra el mejor grito roto y frío, en forma de Hallelujah.

Maybe there's a God above
But all I've ever learned from love
Was how to shoot somebody who outdrew ya
And it's not a cry that you hear at night
It's not somebody who's seen the light
It's a cold and it's a broken Hallelujah