Público
Público

'Halo 4': una historia de amor

El esperado último juego de la exitosa saga muestra un aspecto argumental nunca visto hasta ahora en lo que supone el comienzo de una nueva trilogía

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Perdido, vagando en la inmensidad del espacio, sin nada más que hacer que dormir en una cámara de criogenización, y alguien que le acompaña en la eterna soledad.

El Jefe Maestro vuelve por el bien de la humanidad en Halo 4, el juego más personal, introspectivo e interesante de la saga exclusiva de Microsoft y el más exitoso de Xbox 360. De hecho, en el día de su lanzamiento logró unos beneficios de 200 millones de dólares, superando a cualquier otro estreno tanto de videojuegos como de cine.

Quien le acompaña en su largo descanso de años tras dos episodios desaparecido es su inseparable Cortana, que le despertará de su sueño con malas noticias para la humanidad, para él y, en el fondo, para ambos. Cortana se muere y sólo el Jefe Maestro puede salvarla.

Halo 4 nos muestra una parte de la historia distinta a la batalla interestelar entre humanos y alienígenas por la supervivencia, diferente a los anteriores episodios de la saga aunque, no obstante, también sigue siendo la trama de éste. Una historia de amor entre un soldado de élite que una vez fue niño -y humano- y su Inteligencia Artificial, con quien ha compartido tanto tiempo y misiones, su compañera a la hora de la verdad. Y a quien ahora debe salvar a contracorriente y contra reloj. 

En el inicio de la nueva trilogía del videojuego franquicia de Xbox -el octavo ya de la saga- con otra compañía desarrolladora -343 Industries-, ésta es la principal apuesta argumental, un aspecto apenas visto hasta el momento en un juego que ha sido de pura acción desde sus inicios.

'Halo 4' trae un nuevo arsenal de armas y vehículos para afrontar la batalla de diferentes maneras

Entre medias una novedosa y peligrosa atmósfera, un terreno y un planeta distintos, con viejos nuevos enemigos. El Jefe Maestro no sólo debe salvar a su compañera de aventuras sino a la humanidad de un antiguo rival.

El giro argumental de Halo 4 no impide la acción, con un modo campaña más completo que nunca. Todo un reto contra estos rivales y con herramientas inéditas para avanzar y acabar con los adversarios. Y una Inteligencia Artificial del contrario nunca vista hasta ahora que llevará el desafío al extremo. Los Élite siguen estando enfrente pero ahora aparece otro rival más duro: los Caballeros.


El arsenal de armas -tanto propias como de los enemigos- que trae este episodio y la gran variedad de vehículos dan, además, la posibilidad de enfrentar el peligro de distintas maneras y con diferentes estrategias para lograr salir indemne de la batalla. El modo cooperativo, por otro lado, vuelve a ser otra opción para la guerra en Halo 4.

Pero la nueva trilogía ha traído también novedades en el modo multijugador, con Spartan Ops. Aunque sólo se puede jugar online, Halo 4 ha logrado una exitosa renovación con esta opción, que sustituye al anterior modo de oleadas de enemigos. Consiste en varias misiones a completar, sólo o en cooperación, que se actualizan periódicamente con otras entregas.

El último episodio de la saga también sigue contando con una larga lista de modalidades de juego para pasar horas y horas y, además, se ha potenciado y extendido el modo Forge, una de las principales novedades de Halo 3. En esta ocasión, la edición de mapas y escenarios de juego se amplía hasta casi el infinito de posibilidades.

La vuelta del Jefe Maestro, en definitiva, no puede ser más prometedora.

Halo 4 salió a la venta para Xbox 360 el pasado 6 de noviembre en una edición normal, limitada y una Xbox 360 edición limitada.