Público
Público

"Nunca se hará la gran película sobre la guerra"

Jorge Semprún advierte que dentro de poco nadie tendrá memoria de aquello

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una de las obras más preciadas por Jorge Semprún es un cuadro biográfico de la pintora renacentista Artemisia Gentileschi. Discípulo de Caravaggio e hija del pintor Orazio Gentileschi, Artemisia plasmó en Judith decapitando a Holofernes su particular venganza contra Agostino Tassi, un colaborador de su padre que la violó cuando ella tenía 19 años.

El óleo inspirado en un pasaje del Antiguo Testamento aterrizó este martes en la colección permanente del Museo Thyssen-Bornmesiza y se exhibirá hasta el 2 de agosto. 'Sea por su arte o por su convulsa biografía, Artemisia es un personaje fascinante para muchos creadores', asegura Semprún a Público. Él mismo se inspiró en ella para su libro Veinte años y un día. También deslumbró a Anna Banti, que dialogó ficticiamente con la artista en Artemisia, libro reeditado por Ediciones Alfabia coincidiendo con la llegada de la obra.

El cuadro, fechado entre 1612 y 1612, muestra cómo Judith hunde en la garganta de Holofornes la hoja de su espada. 'La brutalidad del acto representa una violenta venganza, y es una alegoría de la determinación femenina', afirma el escritor.

'Las actas del juicio sobre su violación, en la que se narran los métodos inquisitoriales del tribunal que instruyó el caso, influyeron para que la obra tenga una lectura feminista. Su violencia sigue vigente', remata Semprún, que acaba de presentar El cine de los exiliados, un ciclo que recupera a creadores que emigraron tras la guerra.

'Los testigos de aquello estamos desapareciendo y dentro de poco ya nadie tendrá memoria directa de aquella experiencia. Aun así, todavía no se ha hecho la gran película sobre la Guerra Civil, y creo que nunca se hará. No es fácil, porque fuimos crueles y quedan muchos complejos. La guerra sí la plasmamos en la poesía y en la pintura, pero no hay una película ni una novela sobre lo que pasó que esté por encima de la polémica', concluye el escritor.