Publicado: 27.03.2016 19:17 |Actualizado: 27.03.2016 19:17

Los herederos del autor del 'No pasarán' reclaman a Catalunya los carteles extraviados en la Guerra Civil

El MNAC señala que debe ser el Ministerio de Cultura el que autorice la eventual devolución de las obras

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Un hombre observa las obras de Ramón Puyol 'El pesimista' (d), 'El izquierdista' (c) y 'El acaparador' (i), de 1937, en MNAC. EFE

Un hombre observa las obras de Ramón Puyol 'El pesimista' (d), 'El izquierdista' (c) y 'El acaparador' (i), de 1937, en MNAC. EFE

BARCELONA.- La viuda e hijos del pintor Ramón Puyol, autor del célebre cartel No pasarán, usado por la propaganda republicana, han reclamado al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) dos óleos y diez litografías que el centro tiene en su colección y que creían extraviados desde la Guerra Civil.

A través del abogado Fernando Osuna, la familia del pintor reclama ante el MNAC la devolución de los cuadros, paso imprescindible para interponer una demanda en los juzgados si el centro museístico no accede a cederles las obras de Ramón Puyol.

Los herederos del pintor y escenógrafo, que creó muchas de las litografías que fueron usadas por la propaganda republicana durante la Guerra Civil, argumentan ser los "legítimos dueños de los derechos de autor de Ramón Puyol" y que les corresponde a ellos gestionar el legado del artista.



Concretamente, los familiares del artista reclaman al MNAC que les devuelva dos de los más celebres óleos de Ramon Puyol, Descanso en el frente y En el frente, ambas de 1937, así como otras diez litografías de 1936 que atesora el MNAC en su colección.

El cartel 'No pasarán' de Ramón Pujol.

Sostienen en su reclamación que las obras fueron cedidas al Gobierno de la República, exclusivamente para que fueran exhibidas en el Pabellón Español de la Exposición Universal de París de 1937, pero con la obligación de devolverlas posteriormente. Sin embargo, las obras acabaron por extraviarse en la confusión de la Guerra Civil, y la familia de Ramón Puyol no tuvo noticia de su paradero hasta 1987.

Ese año, los herederos del artista constataron que las obras perdidas pertenecían al MNAC gracias a una exposición que tuvo lugar en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, en la que se mencionaba al museo barcelonés como propietario de los cuadros.

Las litografías que reclaman los herederos de Puyol forman parte de una serie de carteles en los que el artista caricaturizó a los enemigos del bando republicano durante la contienda y animaban a combatir el fascismo, como El pesimista, El rumor, El espía, El derrotista, El bulista, El acaparador, El estratega, El izquierdista o El turista.

Un portavoz del MNAC ha explicado que no tienen constancia de una reclamación oficial ni de un litigio, si bien ha reconocido que se habían iniciado conversaciones con la familia de Puyol para ver si estaban dispuestos a que las obras permanecieran en este museo.

El Palacio Nacional, sede principal del MNAC

El Palacio Nacional, sede principal del MNAC

En el MNAC, según el portavoz, no tenían la percepción de que hubiera algún problema, por lo que ahora afirman ser los primeros sorprendidos por esta reacción de la familia. No obstante, el portavoz ha garantizado que, si la familia quiere recuperar las obras, no pondrán ningún impedimento.

Sin embargo, el propio MNAC ha advertido de que el punto de partida de los representantes legales de la familia de Ramón Puyol es erróneo, pues es el Ministerio de Cultura el que debe autorizar la devolución, ya que es el único competente en relación con el Pabellón de la República, y el MNAC es el depositario de esas obras de Puyol.

Ramón Puyol (Algeciras, 1927-1981) fue encarcelado por el franquismo una vez acabada la Guerra Civil y, tras dos condenas a fusilamiento que no llegaron a ejecutarse, cumplió una pena de trabajos forzados, como muchos otros presos políticos, restaurando los frescos de El Escorial y el Palacio Real de Madrid.