Publicado: 03.02.2014 08:18 |Actualizado: 03.02.2014 08:18

Los hermanos Pastor y Neus Ballús, vencedores de los VI Premios Gaudí de Cine

La película "Los últimos días" se ha proclamado la gran ganadora de la noche al haber obtenido siete estatuillas de las once a las que aspiraba, en una gala presentada por el director y presentador Àngel Ll

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los aún jóvenes Premios Gaudí se han consolidado en los últimos años como una especie de antesala de los Premios Goya, una relación no buscada pero que acaba funcionando, salvando las distancias conceptuales y geográficas, como pasa con los Globos de Oro y los Oscar.

La película de los hermanos Àlex y David Pastor, ausentes por estar trabajando en Nueva York, ha sido la que más estatuillas ha cosechado, siete en total, pero la debutante Neus Ballús ha sido la que más veces ha subido al atril a recoger la dorada figura que reproduce una chimenea de La Pedrera de Gaudí, hasta cuatro veces. 

El veterano José Sacristán ha conseguido el Gaudí al mejor protagonista masculino por su papel en la película "El muerto y ser feliz". En su discurso ha apelado a la unidad y ha afirmado que: "nos necesitamos los unos a los otros", no solo en el cine. El galardón a la mejor actriz ha sido para Nora Navas por "Todos queremos lo mejor para ella".

El premio Gaudí a la mejor dirección ha sido para Neus Ballús por su trabajo en "La plaga". La directora barcelonesa se ha impuesto con su primer largometraje a Jordi Cadenas, director de "La por"; Mar Coll, realizadora de "Todos queremos lo mejor para ella"; y a los hermanos Àlex y David Pastor, artífices de "Los últimos días". "La plaga" ha ganado también el premio a la mejor película en lengua catalana, con el que ha conseguido un total de cuatro estatuillas.

La película "Amour" (Amor), de Michael Haneke, una coproducción de Francia, Alemania y Austria, centrada en la peripecia vital de dos profesores parisinos de música jubilados, George y Anne, ha sido galardonada con el Gaudí a la mejor película europea en la gala celebrada esta noche en Barcelona.

Julieta Serrano ha recibido el Premio Gaudí de Honor-Miquel Porter Moix. La actriz de "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón" o "Mujeres al borde de un ataque de nervios" ha señalado, emocionada, que, a pesar del actual momento, los actores seguirán comprometidos con su profesión que "es expresión de vida". 


 Jose Sancristán con el premio Gaudí por "El muerto y ser feliz"

El filme "Los últimos días", escrito y dirigido por Àlex y David Pastor, ha ganado el premio Gaudí a la mejor película en lengua no catalana, una de las once nominaciones que tenía.

Los galardones para mejor actriz y actor secundarios fueron para Clara Segura, por "Todos queremos lo mejor para ella" y para Ramón Madaula, por "La por". 

La presidenta de la Academia del Cine Catalán, Isona Passola, ha subrayado en su intervención en la gala de los Premios Gaudí que "el cine es una cuestión de estado y por eso los estados saben que con el cine cohesionan la cultura de un país y se explican mejor fuera". En base a este argumento, Passola ha recalcado que "se debe dar el apoyo al cine, aunque desgraciadamente -ha dicho- el cine no se considera en España una cuestión de estado".

Una de las sorpresas de la noche a la hora de entregar el premio a la mejor película europea  ha sido la aparición, a través de una grabación de vídeo, del entrenador de fútbol del Bayern de Múnich, Pep Guardiola, quen ha hecho una pequeña introducción en alemán para felicitar a la Academia del Cine Catalán por haber sido admitida en la Red de Academia de Cine Europeo. "Esto nos dará una inmensa oportunidad para dar a conocer lo que somos".

La alfombra roja de los VI Premios Gaudí de Cine, que concede la Academia del Cine Catalán, ha comenzado de manera accidentada al coincidir la entrada principal con una sonora protesta de trabajadores de TV3 y de los Bomberos de la Generalitat. Los trabajadores, megáfono en mano, han proferido lemas en favor de la cultura y de los medios de comunicación públicos y en contra de la corrupción y pidiendo la dimisión de los directivos de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, después de que las negociaciones para firmar un nuevo convenio colectivo concluyeran el viernes sin acuerdo.