Público
Público

¿Héroes o imbéciles?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vida en tiempos de guerra 

Director: Todd Solonz.
Género: Tragicomedia.
Reparto: Shirley Henderson, Michael K Williams.
Duración: 98 minutos. 

‘Happiness' (1998), de Todd Solonz, irrumpió cuando el cine independiente norteamericano mostraba síntomas de domesticación fruto de la política de productoras como Miramax y festivales como Sundance.

El cineasta, sin embargo, se atrevía a ir más allá de la incorrección política al incluir entre sus protagonistas a personajes como un padre pederasta en su acepción más humana. ‘La vida en tiempos de guerra' es una clara continuación de ‘Happiness' aunque su elenco pueda despistar: mantiene los mismos personajes pero cambia a todos los actores, práctica subversiva con uno de los mecanismos de verosimilitud de la ficción que ya había llevado a cabo en ‘Palíndromos' (2006).

El filme transcurre en una Florida soleada, filmada, sin embargo, con el mismo extrañamiento con el que otros directores ruedan esas urbanizaciones suburbiales que desde los años cincuenta funcionan como el escenario perfecto del sueño norteamericano. Desde este escepticismo hacia el concepto de felicidad, Solondz vuelve a presentar a una serie de personajes entre el heroísmo y la estupidez por su empeño en seguir adelante a pesar de los pesares. El paso del tiempo resulta clave aquí. Porque los protagonistas deben aprender a vivir con los fantasmas de su pasado, pero sobre todo porque se pone en evidencia que Solondz ha madurado.

El filme muestra signos de fórmula ya gastada (algunos chistes, situaciones y caricaturas ya no resultan tan incisivos) pero también desvela a un cineasta con mayor empatía hacia sus personajes que el de ‘Hapinness'.

Años después de ‘Happiness', las hermanas Jordan siguen buscando la felicidad: Trish pretende que Bill, su marido encarcelado por pederastia, no existe e inicia una relación con otro hombre, Harvey, un judío como Dios manda; Joy lucha con su inalterable bondad contra los fantasmas de su pasado y Helen sigue con sus neuras de artista. Mientras tanto, Bill sale de la cárcel con el propósito de reencontrar a su hijo mayor...