Público
Público

Los 'Hilton Brothers' dinamitan el cinismo del pop

La Casa Encendida alberga la primera exposición del dúo en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Christopher Makos y Paul Solberg, más conocidos como The Hilton Brothers, acaban de aterrizar en Madrid con un proyecto fotográfico que se propone reflexionar sobre la identidad, y como análisis de una cultura pop a medio camino entre la ingenuidad y lo obsceno. En palabras de Lola Garrido, comisaria de la exposición, conviene interpretar la muestra de La Casa Encendida 'no como dos personas que se unen para ensamblar su trabajo, sino como una ironía al estilo de Jeff Koons o Andy Warhol'.

De hecho, entre los retratos que albergan Mistaken Identity figuran algunos de Warhol, según atendemos en la serie collage titulada Andydandy. Igualmente hay espacio para otros iconos de la cultura de masas como John Lennon o el escritor William S. Burroughs.

Para Makos cobra especial interés esta visita a España ya que en los ochenta fue partícipe de la movida madrileña. No obstante, parece que es  una cuestión espinosa a juzgar por las palabras del hermano Hilton, que opta por pasar página: 'Para mí este momento es la movida, y prefiero vivir el momento. Ahora estamos en los Hilton Brothers. Lo otro lo he dejado atrás'.

Pero Paul matiza: 'Christopher habla con pasión de la movida, de Alaska, Miguel Bosé o Almodóvar. Aquella etapa fue una explosión de creatividad igual que ahora ocurre en China y en otros países tras un periodo de encorsetamiento'.

Precisamente Alaska ya sugiere en el catálogo de la muestra que Los Hilton lo tuvieron fácil para caer del lado del estrellato en lugar de construir un trabajo sólido. Mistaken Identity, por ejemplo, recoge autorretratos en donde hallamos a los fotógrafos con mascarillas faciales, bebiendo champán en la habitación de un hotel y arropados por un albornoz de baño; también capturas de coches de lujo y a Makos y Solberg posando con máscaras de luchador mexicano.

Ante este panorama, la cantante defiende: 'Los Hilton Brothers son un gran ejemplo de bipolaridad bien entendida, unos géminis de ficción que saben que para construir hay que destruir previamente.'

Especial interés recibe en Mistaken Identity la temática viajera, ya que otra de las señas de identidad en su trabajo es la interpretación de la fotografía como diario de rutas. Así, hallamos en sus carretes desde una América Profunda con aire de western hasta los collages de su estancia en Vietnam, donde se incluye una visión naíf y cruda de la propaganda política.

A propósito del trabajo de la organización, el grupo que homenajea a las hermanas Hilton admitió las dificultades que en un primer momento conllevaba la propuesta: 'A Lola le interesa la fotografía clásica. Iba a ser un gran desafío trabajar con alguien muy clásico como es ella y alguien que no tiene nada de clásico como somos nosotros, pero lo que nos gusta son las sorpresas'.

Más aún, Solberg hace hincapié en el aprendizaje que implica enfrentar corrientes estéticas distintas como fue el diálogo con la comisaria.

La historia de los Hilton se remonta al año 2004, en un momento en el que 'la cultura americana y el arte se encontraban en el momento álgido de lo banal, momento en el que se buscaba una huida y alejamiento a través de la frivolidad para olvidar unos tiempos duros y difíciles, como lo son todos los periodos de guerras'.

Desde entonces no han dejado de aunar una fotografía lúdica y la representación de 'la dualidad de la identidad contemporánea', sin por ello abrazar la denuncia política. Adictos a la improvisación, ellos prefieren hablar del 'deseo se producir objetos que respondan a la idea tradicional de lo que popularmente se reconoce como bonito'.