Público
Público

"Hollywood suele caer en la trampa del 'buenismo'"

Cameron Díaz presenta en Madrid 'Bad Teacher', comedia gamberra que se estrenará el 8 de julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lindsay Lohan no se paseó por la cabeza de Cameron Diaz cuando esta preparaba su papel en Bad Teacher, aunque el carácter entre macarra y ultrasuperficial de su personaje y la habilidad para liarla sea una práctica clásica del lohanismo. 'Hay miles de ejemplos de este tipo de mujer en Los Ángeles, esas chicas que sólo piensan en su físico y en la manera de vivir de un hombre que las mantenga', aclaraba en una entrevista con Público la actriz, que estrenará esta comedia con pretensiones de irreverente el 8 de julio.

Bad Teacher, que continúa en la senda del incorrectismo político y los comportamientos peterpanescos prototípicos de la nueva comedia americana, cuenta la historia de Elisabeth, una profesora sin vocación que sólo busca operarse las tetas para conseguir un ricachón que la mantenga. La película es la perpetuación de la fórmula que empezó delineando Judd Apatow y que vive hoy un sinfín de mutaciones de diferente eficacia. Eso sí, Bad Teacher tiene una virtud que no es menor: las barrabasadas que hace y dice la protagonista no admiten disculpas en el guión. No existe el clásico epílogo donde los personajes piden perdón y se enmiendan. O, al menos, aquí no sucede a las claras.

'El buenismo es la típica trampa en la que cae Hollywood: todo tiene que salir bien, debe haber un final feliz y los protagonistas se besan', comentó Diaz. 'Normalmente, las películas consisten en una hora de burradas y otra media hora en la que el personaje se disculpa de todo lo dicho y hecho. Precisamente lo que me atrajo de Bad Teacher es cómo mi personaje no se disculpa en ningún momento. No es común dar con un personaje que no vaya pidiendo perdón', aclaró la actriz que rueda ahora Gambit, con guión de los Coen.

El filme, que aún no se ha estrenado en EEUU, saldrá para mayores de 18 años, por mucho que sólo sea una comedia gamberra fallida. 'Es una burla, sólo queremos hacer reír, no intentamos dar consejos, ni tampoco escandalizar', concluyó.