Público
Público

Iron Man: El héroe inoxidable

Con su traje metálico cromado en rojos y dorados, el ‘cabeza de lata' abre la temporada del cine de Hollywood con más explosiones, personajes increíbles y finales anodinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las esperanzas de Hollywood para hacerse un hueco este año en las taquillas ya están preparadas, y vienen cargaditas de personajes atractivos, planos, pero atractivos al fin y al cabo. El primero de todos, el que estrena la temporada, es un tipo llamado Tony Stark: playboy, millonario, inventor, borrachín y pendenciero. Todo un personaje. Es capaz de seducir a las damas, de convertir su jet privado en un after hours y, para colmo, crear un traje metálico preparado para hacer las cosas más increíbles.

Su traje, que se termina por convertir en su cuerpo cada vez que se lo calza, le permite volar, habla con él, y se acopla él solo a Tony. Por si fuera poco, también cuenta con un variado arsenal de armas de destrucción masiva... hasta en las axilas. Así que no es de extrañar que cuando Tony Stark lo lleva puesto no haya nada que lo frene. Que hay que salvar a una famila de pastores afganos, pues allá se salva. Que hay que enfrentarse al villano más gordo, ¡volando!

Iron Man es la primera, pero no por ello la más valiente de todas las sagas de superhéroes que han paseado sus poderes más allá de las viñetas. La adaptación del cómic de Marvel que realiza Jon Favreau se contenta con mostrar los ingredientes básicos de una película de superhéroes: historia sobre cómo el hombre se convierte en héroe con poderes sobrehumanos, chica insulsa que se ofrece al enamoramiento, personaje con dudas internas y malo a capón hacia la media hora final.

Sin embargo, Robert Downey Jr. está perfecto en el papel. ¿Será por su historial de detenciones y adicciones tan propias del personaje de Tony Stark? El resto: notamos como Jeff Bridges se lo pasa bien haciendo de malo y Gwyneth Paltrow... Bueno, a ella le falta la pizquita de sal como de costumbre.

La película supera a la media de adaptaciones de Marvel. Está a la altura de X-Men, y muy por encima de Daredevil y demás series B. Realmente es como Spider-Man, pero sustituyendo al insoportable Tobey McGuire por el excelente Robert Downey Jr.

Y, pese a todo, lo va a tener difícil, no porque salga ninguna película que vaya a hacerle sombra. Iron Man se estrena el fin de semana en el que el videojuego GTA IV sale a la venta. Comprobaremos la calidad de la aleación del acero del traje de Tony Stark. O asistiremos atónitos a una nueva caída del cine frente a los video-juegos, como la que protagonizaron los Farrelly, con su Matrimonio Compulsivo y el famoso videojuego Halo 3.

El año se pone duro desde este momento. Parece que todos los meses tendremos nuestra buena ración de héroe a la americana. La primera en llegar va a ser la adaptación del manga Speed Racer, la última rareza de los hermanos Wachowski, que nos llega con coches, hombres enmascarados y niños con amigo chimpancé incluidos. La podremos ver a partir del 9 de mayo.

Poco después, concretamente el 22 de mayo, tendremos la oportunidad de ver cómo se desenvuelve Indiana Jones con el látigo después de 20 años sin usarlo.
Ya el 20 de junio volveremos a los héroes de Marvel, con las nuevas aventuras y desventuras del increíble Hulk. Una película que obvia completamente que tiene una antecesora, y que empieza de cero. A ver si esta vez cuajan más las aventuras del coloso esmeralda.

Una experiencia similar a la que sufrió nuestro siguiente héroe, que tras pasar por las manos estetas de Tim Burton a los guantes horteras de Joel Schumacher, tuvieron que empezar desde cero a ver si se le podía exprimir un poco más de leche de murciélago. Por supuesto, nos referimos a Batman, que vuelve a enfrentarse al Joker el 13 de agosto. The Dark Knight trae eso y mucho más. De momento se sabe que contiene una secuencia que ha incomodado mucho en los pases previos, teniendo en cuenta las circunstancias en las que falleció Heath Ledger, el joven actor que interpreta al payaso diabólico.

Para cerrar este verano de heroicidades, otro que vuelve: Hellboy. Podremos ver su secuela, Hellboy y el ejército dorado, el 29 de agosto. Una nueva muestra de guillermodeltorismo, que servirá de antesala a su proyecto más ambicioso recientemente anunciado: la adaptación a la pantalla grande de El Hobbit.

Lo que se nos viene encima son meses y meses de personajes viviendo situaciones límite para salvar al prójimo. Qué entrega. De miradas perdidas de la chica, de secundarios planos y de guiones escritos por un generador automático. Meses en los que los superhéroes, por una vez, no tienen nada que hacer. Porque, sinceramente, el más viejo, y el que tiene menos poderes, va a ganar a todos. ¡A por ellos Indy, que son pocos y mutantes!

Iron Man fue creado por Stal Lee y Jack Kirby. Su primera aparición pública fue en 1963. Se trata de una réplica del Batman de DC. Ambos perdieron a los padres, se hicieron con grandes fortunas y se convirtieron en superhéroes sin más poderes que su inteligencia. Tony Stark es quien viste el traje de acero, y su salud siempre ha estado en la cuerda floja. Además es alcohólico y ha estado al borde del colapso mental en numerosas ocasiones. Es miembro fundador de Los Vengadores.

Últimamente se le ha visto aparecer mucho en la serie de cómic Civil War. Además, su antaño amigo Capitán América, convertido por sorpresa en revolucionario antisistema, murió luchando contra las ideas del fascistoide Iron Man. Tony Stark lo ha pasado muy mal por ello. Dice constantemente que se arrepiente. Pero parece que ya lo está superando. 

THOR
El Dios del Trueno aún no tiene cara. Pero sí director. La película ha quedado en las manos de Matthew Vaughn, autor de la más que correcta adaptación de Stardust de Neil Gainman.

EL CAPITÁN AMÉRICA
El otro gran proyecto. Para dirigirlo han elegido a Nick Cassavettes. Para interpretar el papel protagonista, la cosa está difícil. Los rumores han ido desde Brad Pitt al luchador de la WWE, John Cena.

SILVER SURFER
El desaparecido Alex Proyas, director de El Cuervo, se va a atrever con el spin off de Estela Plateada. Una película que, pese al brillo de su protagonista, será oscura como toda la filmografía de su autor.

SPIDER-MAN 4
Parece que Sam Raimi retomará sus labores con la serie de películas de Spiderman. Esperamos con mucho nervio acudir en tropel para comprobar si Raimi lo consigue una vez más, y hace una película aún peor que la anterior.

DOCTOR EXTRAÑO
El personaje mágico de Marvel. De momento esta película está en fase de proyecto. Y lo tiene el mismísimo Guillermo del Toro. Pero antes tiene que llevar a Bilbo Bolsón a la guarida de Smaug el dorado. No sabemos si le dará tiempo a todo. 

Watchmen
No tiene miedo a nada. El director de 300 se atreve esta vez con un peso aún más pesado. De hecho, puede que sea demasiado. Su Watchmen cinematográfico será estrenado a lo largo del próximo año 2009, eso sí, sin el consentimiento Alan Moore, autor de una de las obras veneradas por la historia del cómic.

Punisher: War Zone
Cuando se acabe el verano, Marvel volverá a nuestras vidas lo queramos o no. Concretamente, llegará su Charles Bronson particular: El Castigador (con calavera en pechera incluida) también ha cambiado de reparto, intentando perder el tufillo a serie Z que tenía su antecesora. Bienvenida sea.

The Dark Knight
Una película rodeada por la polémica: desde el enfado de Jack Nicholson por no haber sido invitado a interpretar a Joker, a la muerte de Heath Ledger -el Joker en cuestión- poco después del rodaje. Recientemente hubo discusión sobre si cortar o no ciertas escenas de Ledger. Christopher Nolan, promete oscuridad.

The Spirit
Frank Miller, después de haber sido Dios en el cómic, le ha cogido el gusto a esto de dirigir películas. Tras su inolvidable Sin City, junto a Robert Rodríguez, se atreve en solitario con el clásico de Will Eisner The Spirit. Casi nada. Habrá que ver si el talento es suficiente como para afrontar una película.