Público
Público

Jeffrey Wright: "'Westworld' solo está limitada por la imaginación de sus creadores"

HBO España se presentó este jueves ante los medios. Entre los asistentes al encuentro con la prensa se encontraba Jeffrey Wright, protagonista de ‘Westworld’, una serie que se ha convertido en el fenómeno de la temporada y que promete dar muchas alegrías y quebraderos de cabeza a sus seguidores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jeffrey Wright interpreta a Bernard en 'Westworld'.

MADRID.- “Westworld no subestima la inteligencia del espectador”, decía ayer, en la presentación oficial de HBO España, Jeffrey Wright, protagonista del fenómeno seriéfilo del momento. En la ficción creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy y apadrinada por J. J. Abrams, Wright interpreta a Bernard, mano derecha de Robert Ford (Anthony Hopkins) en el diseño y programación de los anfitriones. Esos robots con inteligencia artificial creados para uso y disfrute de los huéspedes de un parque temático de ambientación vaquera en el que quienes pagan su entrada dan rienda suelta a sus más bajas pasiones. Los anfitriones se convierten en víctimas de todo tipo de vejaciones y maltrato. Pero, ¿qué ocurriría si estos seres artificiales tuviesen conciencia?

Esa es la premisa de la que parte Westworld, basada en la película homónima de 1973 dirigida por Michael Crichton, y donde reside su mejor baza. Esta no es otra que las preguntas que plantea y cómo las plantea. Siendo lo segundo lo que precisamente más han criticado sus detractores. Porque, mientras un millonario número de espectadores se ha rendido a su trama, sus giros de guión y sus continuas sorpresas –al tiempo que en HBO se frotan las manos con los resultados de audiencia, nominaciones y críticas–, quienes no comulgan con la serie la acusan de ser un envoltorio muy bonito vacío de contenido.

Una afirmación con la que, obviamente, no está de acuerdo uno de sus principales protagonistas. “Jonathan (Nolan), Lisa (Joy) y J. J. (Abrams) son creadores muy equilibrados y organizados que no dan prioridad a un aspecto sobre otro. Trabajan y desarrollan juntos casi con precisión matemática”, se defiende Wright, quien confía ciegamente en los responsables creativos de la serie para que estética y contenido se mantengan en equilibrio. “Lo tienen todo muy pensado”, casi promete.

Wright: "Sabíamos muy pronto que estábamos trabajando en algo especial y estábamos muy emocionados y ansiosos porque lo viese la audiencia”

Desde sus primeros compases de producción Westworld fue señalada como la nueva Juego de tronos ahora que esta está en su recta final y solo le restan 13 episodios para el desenlace. Aunque en realidad no se parecen mucho. Es cierto que comparten ingredientes comunes como violencia, sexo, giros inesperados, polémicas, teorías de los fans y un escenario de fantasía o ciencia ficción como ingredientes principales, pero lo de la sucesión tiene más que ver con el éxito de audiencia y las alegrías que puede darle a HBO. La semilla estaba ahí, pero hacía falta que germinase, algo que ha costado mucho tiempo. La producción se complicó, se retrasó el estreno, pero parece que los datos y el revuelo generado están de su lado. Las nominaciones a los Globos de Oro, tres, también.

“Creo que empezamos a rodar el piloto en agosto de 2014, así que han pasado más de dos años desde el comienzo del viaje hasta que ha llegado a la audiencia. Nosotros sabíamos muy pronto que estábamos trabajando en algo especial y estábamos muy emocionados y ansiosos porque lo viese la audiencia”. La espera, que también se hizo larga para el equipo, ha dado ahora sus frutos.

'Westworld' deja un panorama muy abierto para el futuro

Una vez vista la temporada completa de Westworld la pregunta que surge es hasta dónde puede llegar la serie. Wright señalaba en la entrevista con varios medios posterior a la rueda de prensa las infinitas posibilidades de la idea que explora. “Una de las razones por las que estaba emocionado cuando leí el guión y formé parte del piloto es que la premisa del primer episodio puede llevarte a cualquier parte, solo está limitada por la imaginación de los creadores”, explica. En Westworld nadie sabe hacia dónde irán las cosas en la segunda temporada, que se estrenará en 2018. “Todo es posible en Westworld”, sentencia Wright.

El misterio que rodea a la serie y el cuidado con el que se guardan los giros de guión es tal que ni siquiera todos los actores tenían un arco completo de lo que pasaba en la primera temporada

El misterio que rodea a la serie y el cuidado con el que se guardan los giros de guión (los spoilers pueden arruinar la experiencia al espectador) es tal que ni siquiera todos los actores tenían un arco completo de lo que pasaba en la primera temporada. El de Bernard es uno de los personajes más complejos e interesantes y también el que guardaba algunos de los mejores secretos/sorpresas.

Sobre este tema Jeffrey Wright comentó que cuando rodó el piloto “no sabía los secretos de Bernard”, pero que cuando la producción se reanudó para rodar el resto de la temporada Lisa Joy le llamó e intentó contárselo dando muchos rodeos hasta que se lo soltó. Reconoce que se quedó de piedra, pero que saberlo le daba sentido a su personaje y a lo que hacía, que de lo contrario no podría haber hecho bien su trabajo.

A él se lo contaron, pero en general “nadie tenía ni idea del total de lo que va a pasar ni sabemos lo que va a ocurrir en la segunda temporada, aunque está claro que hay mucho por explorar”. Las supuestas pistas que se dejan a lo largo de la primera pueden ser indicios o una mera distracción, avisa a quienes se aventuran a trazar cuál será el camino que se seguirá a partir de ese desenlace en el que se revelaba el verdadero plan maestro de Ford.