Publicado: 14.10.2015 11:48 |Actualizado: 14.10.2015 12:28

Jennifer Lawrence critica la brecha salarial en Hollywood entre las mujeres y "los afortunados con pene"

La actriz, la mejor pagada del mundo, publica una carta abierta en la que anuncia un cambio de actitud a la hora de negociar sus contratos: "Estoy cansada de tratar de encontrar la forma adorable de expresar mi opinión y seguir siendo simpática".

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
La actriz Jennifer Lawrence en el photocall tras ganar el Oscar.

La actriz Jennifer Lawrence en el photocall tras ganar el Oscar.

La brecha salarial entre hombres y mujeres en Hollywood vuelve a ser el centro de la polémica. La última en salir a la palestra para denunciar las diferencias de salarios ha sido Jennifer Lawrence. La oscarizada actriz ha escrito una carta donde critica el trato discriminatorio que reciben las mujeres en la industria del entretenimiento.

Lawrence, que es la actriz mejor pagada de Hollywood, ha publicado una misiva en la newsletter feminista de Lena Dunham (Girls), en la que denuncia la brecha salarial entre actores y actrices y en la que también afirmar que entiende que la mayoría de los lectores y lectoras no se "sientan identificados" con los problemas de alguien que deja de ganar millones de dólares simplemente porque, con dos grandes franquicias en marcha como son Los Juegos del Hambre y X-Men, "no le hacen falta".



Gracias a las filtraciones de correos de Sony, la protagonista de Los Juegos del Hambre descubrió que sus compañeros de reparto masculinos de La gran estafa americana cobraban más que ella. En la carta Lawrence se pregunta si las distintas formas de abordar las negociaciones de los contratos se debe a una cuestión de género.

"Cuando hackearon a Sony y descubrí la diferencia de sueldo que había en comparación con los afortunados que tienen pene, no me molesté con Sony. Estaba enfadada conmigo misma. Fallé en las negociaciones porque me rendí demasiado pronto. No quería pelear por millones de dólares que, francamente, gracias a dos franquicias, no necesito", explica Lawrence.

"¿Tenemos el hábito de intentar expresar nuestras opiniones para no ofender o asustar a los hombres?", se pregunta Lawrence

"Estaría mintiendo si no dijera que hubo un elemento de querer agradar a los demás que influyó en mi decisión de cerrar el acuerdo sin peleas. No quiero parecer difícil o malcriada. Éste es un elemento de mi personalidad contra el que he estado luchando durante años, y basándome en las estadísticas, creo que no soy la única mujer con este problema. ¿Estamos socialmente condicionadas a comportarnos de esta manera? ¿Tenemos el hábito de intentar expresar nuestras opiniones para no ofender o asustar a los hombres?", asegura.

La actriz se compara con alguno de sus compañeros a la hora de negociar: "Jeremy Renner, Christian Bale y Bradley Cooper, todos lucharon y lograron buenos contratos para ellos mismos. Estoy segura de que fueron elogiados por ser feroces y buenos negociadores, mientras yo estaba ocupada preocupándome por no parecer una mocosa y no por conseguir lo que me merezco".

"Esto no tiene NADA que ver con mi vagina, pero no estaba del todo equivocada cuando se filtró un email de Sony en el que un productor se refería a una actriz como una 'mocosa malcriada' negociando"

A tenor de sus palabras puede que a partir de ahora los productores de Hollywood se encuentren con una Lawrence mucho más guerrera a la hora de firmar su contrato: "Estoy cansada de tratar de encontrar la forma adorable de expresar mi opinión y seguir siendo simpática. Que le jodan a eso".

"De nuevo, esto no tiene NADA que ver con mi vagina, pero no estaba del todo equivocada cuando se filtró un email de Sony en el que un productor se refería a una actriz como una 'mocosa malcriada' negociando. Por alguna razón no me imagino a nadie diciendo eso sobre un hombre", sentencia.

Precisamente Lawrence es noticia por su futuro cinematográfico. La actriz parece que se aleja de The Rosie Project, una comedia romántica dirigida por Richard Linklater y ahora se la relaciona con la nueva cinta de Darren Aronofsky, un proyecto de corte independiente que todavía no tiene título.