Público
Público

Jon Juaristi: "ETA es como la aguja de una brújula rota, no se moverá"

El ensayista vasco obtiene, junto a Marina Pino, el Premio Comillas de Historia por la obra 'A cambio del olvido. Una indagación republicana (1872-1942)'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jon Juaristi (Bilbao, 1951) ha obtenido el XXIII Premio Comillas de Historia con A cambio del olvido. Una indagación republicana (1872-1942), escrita junto a la periodista Marina Pino (entrevista con la coautora). Una coincidencia sanguínea, su parentesco con el ministro republicano Tomás Bilbao Hospitalet, les alentó a narrar una etapa de la historia de España a partir de las biografías de sus familiares. 'Relatos', sostiene el ensayista vasco, 'sobre vidas derrotadas'.

- ¿Cómo surgió la idea de la obra y de qué forma trabajaron en su desarrollo?

- Se nos ocurrió escribir unas memorias cruzadas, poniendo en relación los distintos grupos familiares que no se conocían entre sí.

Fue creciendo  orgánicamente un conjunto de relatos sobre vidas distintas, desde el sexenio democrático hasta el final de la guerra civil.

Hemos reconstruido una red de vidas diferentes que, en principio, tratan de representar lo que fue la cultura republicana en España. Son relatos sobre vidas derrotadas, y sobre la cultura republicana como cultura derrotada.

- Ciñéndose a su familia, ya era diferente entre sí.

-  La paterna eran nacionalista. Tomás Bilbao era un nacionalista vasco que evolucionó hacia el republicanismo neto. La de mi madre era una familia destacada del medio republicano, unitario y salmeronista, de Bilbao. Bastante representativa de la coalicion republicana socialista de principios de siglo.

- ¿No cree que desde hace unos años hay una inflación de novelas, ensayos y filmes sobre la República, la guerra civil, el franquismo, etcétera?

- He leído poca literatura de ficción sobre la guerra civil. Lo que hemos hecho es más un trabajo de documentación y de archivo, tirando de archivos familiares y oficiales. Nos interesaba reconstruir unas vidas individuales en un contexto histórico determinado: el del proyecto democrático que surge en el sexenio y que fracasa o se hunde con la guerra civil. Y lo hemos querido presentar no en una dimensión edificante sino en toda la ambigüedad de la historia, resaltando la ejemplaridad de unas vidas leales a la República. No sólo la de Tomás Bilbao sino también otras muchas: son una constelación de vidas. Eso, de alguna forma, nos permite lograr una comprensión de lo que fue la historia española.

- ¿Cómo sería hoy usted sin el fin de la República?

-  Todos seríamos distintos, pero no sé como seríamos.

- En cuanto al premio...

- No es un libro convencional ni de ficción, pero tampoco de historia académica. Hemos hecho una especie de ejercicio de reconstrucción, que sin ser ficticio es literario y complejo. Tampoco es un libro unidireccional ni escrito con propósito de demostrar nada, sino de presentar la tragedia de unas vidas. Muestra un proceso en el que los personajes, incluidos España y la República, están abocados al final a un destino trágico.

- ¿Qué opinión tiene del comunicado de ETA?

- No debemos preocuparnos demasiado por ETA: sigue donde ha estado siempre. Es como la aguja de una brújula rota, no se moverá aunque se mueva todo el mundo alrededor. No merece la pena ni tomarla en consideración , ya que es el enésimo intento de conseguir la humillación del estado de derecho. Afortunadamente, el anuncio no ha tenido el eco que pretendía.