Público
Público

La joven Gavras no se mete en política

Julie, hija de Costa Gavras, paradigma del cineasta comprometido, apuesta por una comedia romántica de corte ligero 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En casa del herrero, dicen, cuchillo de palo. Julie Gavras ha seguido los pasos de su padre y, como él, es directora de cine. Pero entre la mirada de uno y la de otra media un abismo. La militancia política, ingrediente básico en la obra de Costa Gavras, paradigma del cineasta combativo, apenas roza como una lejana ironía la obra de su hija. Al menos así es en Tres veces 20 años, la comedia (y comedia algo ligera, además) que presentó ayer en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Julie achaca este desmarque a una cuestión generacional: 'Me gustaría pensar durante cinco minutos que puedo cambiar el mundo, algo en lo que mi generación nunca ha creído'.

'¿La crisis griega? No puedo opinar. Voy allí cada tres años de vacaciones' Tras su debut en el largo en 2006 con una cinta de corte autobiográfico La culpa la tiene Fidel, la directora francesa estrenará en febrero en España Tres veces 20 años. Nacida en Francia, persiste en su escasa devoción por la conversación política al negarse a comentar la crisis de Grecia, país del que proviene su familia: 'No hablo griego, nunca me han llamado griega. Voy allí a pasar mis vacaciones cada tres años. No me veo capacitada para opinar'. El contraste con Gavras padre, tantas veces dispuesto a mojarse sobre cuestiones de la actualidad política y social, es evidente.

En su juventud, Julie se negaba a convertirse en cineasta. Fue su trabajo de intérprete en un rodaje en Italia lo que cambió todo. 'Me di cuenta de que prefería el cine al derecho', afirma. Su hermano Romain también optó por el audiovisual, siendo conocido principalmente por algunos polémicos videoclips. 'Como inmigrante, mi padre habría preferido que fuéramos doctores o abogados', explica.

De amor, pero distinta

Tres veces 20 años no es una comedia romántica convencional. Los encuentros y desencuentros se producen entre un arquitecto y su esposa, que acaban de entrar en la séptima década de sus vidas. 'Cuando cumplí los 40 mientras escribía este guión pensé que no quería volver a los 20, y espero que a los 60 esté contenta con mi edad', afirma. William Hurt e Isabella Rossellini forman la imponente pareja protagonista. Rosellini otra hija de cineasta, Roberto Rosellini era perfecta para el papel porque Julie 'necesitaba una actriz que no se hubiera hecho nada en la cara y que admitiera su edad'.

Los personajes se basan en su propia familia, con el padre «en un pedestal» Para superar aquello del miedo al folio en blanco, escribió los personajes de Tres veces 20 años basándose en su familia. 'Yo no tuve abuela, y por eso la de la película es tan excéntrica, es la que me hubiera gustado tener. El protagonista, como mi padre, está en un pedestal, es un arquitecto importante', prosigue la hija del creador de Z o Desaparecido. 'La estructura de los hermanos es como la mía, con la chica en medio de dos varones. Era la encargada de mediar. Me llamaban la Naciones Unidas', concluye riendo.