Público
Público

Juan Mayorga: "La humanidad ya vivía en la miseria"

Juan Mayorga, Premio Nacional de Teatro y hoy en día el autor español más representado fuera y dentro de nuestro país, está contento: se estrena 'El Gordo y el Flaco', una tragicomedia del mundo que llaman civ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Mayorga, Premio Nacional de Teatro y hoy en día el autor español más representado fuera y dentro de nuestro país, está contento: se estrena El Gordo y el Flaco, una tragicomedia del mundo que llaman civilizado. Dirigida por un corredor de fondo en la dirección teatral, Carlos Marchena, estará hasta el 29 de noviembre en la Cuarta Pared. Además próximamente Jorge Lavelli estrenará en París una obra suya, Helena Pimenta reestrenará en diciembre Cartas de amor a Stalin, y obras como Himmelweg, Hamelin, La tortuga de Darwin o La paz perpetua se estrenan en Italia, Suecia, Francia, Bélgica, Corea o Brasil.

'Cuando los mercados estaban boyantes ya había hambre'

Lo encontramos en su estudio escribiendo un nuevo montaje 'sobre mapas', acerca de la ausencia en el mapa de Varsovia del desaparecido gueto, un trabajo que dirigirá Gerardo Vera, director del CDN, la próxima temporada.

¿Está contento con el montaje?

'Los bomberos son los mismos que provocaron el incendio'

Muy contento. Marchena ha trabajado muy bien la relación entre los dos, ha explotado las posibilidades cómicas, gestuales y espectaculares, pero además ha sabido trabajar el núcleo duro de la obra: el de una pareja en crisis que puede ser cualquiera

¿Es casualidadque se estrene ahora?

Sí, justo ahora cuando las cifras del paro crecen terriblemente. La obra recoge la confusión de mucha gente que hoy ve cómo ha perdido su puesto de trabajo o lo ve amenazado y se le dan unas explicaciones que no llega a comprender. El origen de su miseria se halla en un lugar ignoto e incontrolable. Del mismo modo, Lauren y Hardy tampoco entienden por qué ya no interesan sus películas.

¿Qué hay que decir ante esta nueva crisis mundial?

Creo que habría que empezar por recordar ante tanto término apocalíptico, que una buena parte de la humanidad ya vivía en la catástrofe. Hay que recordar que hace dos días, cuando los mercados estaban boyantes, ya había una enorme parte de la humanidad que vivía en la miseria y ahora volverán a pagar los mismos.

¿Ve alguna esperanza?

Ojalá que una crisis como esta, que demuestra que no hay gobierno, que no hay la menor moral en el mercado, provocase una catarsis que llevase a corregir nuestro modo de organizarnos. Anhelo una política mundial, una política para la humanidad, en la que resulte absolutamente inconcebible la hambruna y la indignidad. Es una tremenda hipocresía que salten las alarmas para salvar la liquidez del sistema y no hayan saltado para asegurar la dignidad de millones de seres humanos. Soy totalmente escéptico. Las medidas no están orientadas hacia eso y parece que los bomberos son los mismos que provocaron el incendio. ¡Cómo pueden presentarse ahora como salvadores, con esas cifras redondas! ¿Dónde estaban estos hace unos meses?

¿Qué piensa de la actuación del Gobierno?

Quisiera creer que Zapatero y su partido están intentando influir con una mirada universal y humanista sobre la crisis. Pero tanto aquí como en otros países gobernados por la izquierda, parece que esto sólo son gestos para salvar la cara ante sus propios mercados electorales. Soy muy escéptico respecto a Zapatero, Gordon Brown, etc. La izquierda no puede perder un valor esencial: su mirada a toda la humanidad. Un proyecto de izquierdas ha de estar orientado hacia la dignidad de todos los seres humanos, independientemente de su pasaporte.