Publicado:  06.02.2012 14:14 | Actualizado:  06.02.2012 14:14

'Los jugadores de cartas' de Cézanne se convierte en el cuadro más caro del mundo

La familia real de Qatar paga 191 millones de euros por uno de los lienzos de la serie para colocar al país en la órbita mundial del arte

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si los campesinos de Aix-en-Provence que inmortalizó hasta en cinco ocasiones Paul Cézanne jugando a las cartas no se lo creerían. Y es que uno de los lienzos de la serie Jugadores de cartas que pintó el impresionista en 1890 se ha convertido en el cuadro que ha alcanzado el precio más alto jamás pagado por una obra de arte, según adelantó Vanity Fair. Y además, pone el listón altísimo.

La obra ha sido adquirida ni más ni menos que por 191,7 millones de euros y deja muy atrás los 81,9 millones que se pagaron en mayo de 2011 por el cuadro de Picasso Desnudo, hojas verdes y busto.

Y detrás de tal dispendio en tiempos de crisis no podía dejar de estar la familia real de Qatar, que con esta adquisición pretende situar a la ciudad de Doha en un referente en el mundo del arte al nivel de París o Nueva York. Precisamente, las otras cuatro obras pertenecientes a la serie de los Jugadores de cartas en el Museo Metropolitano de Nueva York, el Museo de Orsay de París, en el Instituto Courtauld de Londres y en la Fundación Barnes.

Por eso la familia real qatarí lleva tiempo planeando una detallada estrategia. Y en ella el foco sería el Museo Nacional de Qatar -que sería el destino final del cuadro-, que ya alberga obras de Rothko y Warhol. En la propia capital qatarí se exponen obras de Richard Serra y una retrospectiva de Louise Bourgeois y en marzo organiza un Foro de Arte Mundial.

La venta del Cézanne en cuestión tuvo lugar en 2011 y supone el desenlace a una negociación que se había fraguado a lo largo de mucho tiempo. La obra pertenecía al magnate naviero griego George Embiricos y éste estuvo durante años jugando a vender el cuadro, sin intenciones serias de deshacerse de él. Pero poco antes de su muerte en 2011 comenzó a discutir en serio su venta. Incluso, le llegaron dos ofertas en firme, una del coleccionista de arte William Acquavella y otra podría ser de Larry Gagosian, que llegaron a alcanzar los 150 millones de euros. Pero finalmente, los herederos de Embiricos han cerrado con el emirato la venta y por tanto serán los directos beneficiarios de los 191 millones. 

PUBLICIDAD

Comentarios