Publicado: 23.09.2016 10:16 |Actualizado: 23.09.2016 10:21

Kase.O: “El mundo es un puto caos, ya no existen líderes como Gandhi o Martin Luther King”

El rapero maño lanza este viernes su nuevo disco 'El Círculo', una propuesta ecléctica reflejo de “toda una vida artística”. Hablamos con él sobre su nuevo álbum y de su música, pero además de su visión de la sociedad, la política y su propia filosofía vital.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
El rapero zaragozano Kase.O presenta su nuevo álbum 'El Círculo'.- Gustaff Choos

El rapero zaragozano Kase.O presenta su nuevo álbum 'El Círculo'.- Gustaff Choos

MADRID.- La espera ha sido larga para al fin poder descubrir el nuevo trabajo del rapero zaragozano Kase.O (Javier Ibarra, 1980), pero este viernes ve la luz su álbum El Círculo. Espera que ha generado gran expectación entre sus innumerables seguidores y que se ha prolongado durante cinco largos años desde la aparición del álbum Jazz Magnetism (2011), donde mezcló sus letras de siempre junto a la música de una banda de jazz.

Sin embargo, aún se ansiaba algo completamente inédito del artista que, junto a su grupo Violadores del Verso, es uno de los máximos exponentes del rap en español. Un peso pesado dentro del género, que el pasado año editó el maxi-single Previo en forma de aperitivo para lo que vendría, y que generó aún más hambre entre la multitud de sus incondicionales.



Tras esta dilatada travesía para la consecución de este nuevo trabajo, en la que además se llegó a posponer su lanzamiento al anunciarse previamente para el pasado año, el disco ha cosechado una avalancha de reservas en su formato físico y ha agotado todas las entradas para su presentación oficial en Madrid.

El Círculo presenta 17 temas caracterizados por un eclecticismo que sondea múltiples vertientes más allá de su rap de siempre, atreviéndose incluso con el flamenco en uno de sus temas, además de otras sorpresas. Y es que la propia intro del disco invita al oyente a sumergirse en un exótico jardín por el sonido de unos pasos sobre hierba acompasados al beat de este tema inicial.

Charlamos con el propio Kase.O del proceso creativo de este álbum y de su música pero, más allá de El Círculo, de su visión de la sociedad, la política, y su propia filosofía vital.

¿Qué supone este álbum en solitario? ¿El Círculo es el final y el inicio de una nueva fase para tí?

Básicamente se trata de un testigo que planteo en mitad de mi vida, de lo que pienso y de cómo está mi alma.

Es un reflejo de todas mis vivencias a mis 36 años. Desde que era niño hasta ahora. Durante la creación del disco he tenido momentos en que me venían recuerdos que se reflejan en canciones muy melancólicas y que proyectan un tinte nostálgico que dejan entrever que hay toda una carrera y una vida detrás.

Y sí, es una forma de cerrar círculos. Empecé en solitario con mis maquetas, luego llegó el proceso del grupo y todo lo que ha supuesto Violadores del Verso, y ahora he vuelto a sacar lo que siento que podría ser de nuevo como una maqueta; como cuando tenía 15 años. Siento que me he enfrentado a lo mismo.

Portada del álbum 'El Círculo' de Kase.O

¿Cuál es la premisa del álbum, encierra un planteamiento y una esencia concreta?

Mi objetivo principal es que todas las canciones fueran distintas. Que no fuese homogéneo, evitar que fuera todo el rato lo mismo, que no hubiese un tema detrás de otro con la misma estética y los mismos planteamientos.

La línea argumental del disco es que no hay línea argumental. De hecho, la portada del álbum es una declaración de intenciones en este sentido. Por eso es un gran vergel. Cada corte del disco es diferente, cada tema es distinto al otro. En pocas palabras, es un trabajo muy variado, versátil.

El proceso de composición del álbum ha sido en Colombia. ¿Te ha influenciado este país para tú música y en tu forma de ver la vida?

En el proceso creativo y de escritura he estado en Colombia, pero podría haber estado en cualquier lugar del mundo. Al final he estado aislado, en la naturaleza. Simplemente busqué un sitio donde apartarme de todo y a partir de ahí explorar y buscar sentimientos.

Lo que ha permeado es mi experiencia de cambiar de país, pero no Colombia en sí. Es el hecho de empezar de cero. Fue muy duro comenzar en un nuevo lugar.

"Siento que no hace falta ser de ninguna ideología para ser un capullo".

¿Y cómo ves a Colombia y a sus gentes? ¿Qué sensaciones te ha dejado el vivir allí?

Podemos aprender muchas cosas de ellos. Disfrutan cada segundo, el momento. Cualquiera te puede llegar y contar un auténtico drama, en cualquier familia puede haber problemas graves, pero no van llorando por las esquinas.

Es algo que impacta, que te cuenten ciertas desgracias como algo normal. Y es que ellos no son tan dramáticos. Trabajan para vivir, lo que consiguen se lo gastan, no es a la inversa, como puede pasar en España. Es gente muy alegre. Es importante aprender de todas las culturas.

El rapero maño Kase.O.- Gustaff Choos

El rapero maño Kase.O.- Gustaff Choos

Algunos cortes del disco como Esto no Para o el interludio Risoterapia, son explícitamente contestatarios y socialmente críticos. ¿Te definirías como un indignado?

Sí que se puede decir en cierto modo que estoy indignado. Es evidente que estas canciones reflejan que me siento así. En Risoterapia es ponerse por encima de los políticos, que me río en sus caras y que no me la cuelan.

Pero tampoco soy un comprometido social ni político ni mucho menos. En el tema Esto no Para me he esforzado en no parecerlo, quería que fuese un mensaje más de sensibilidad, de sentido común, sin reflejar una postura política concreta. Y es que siento que no hace falta ser de ninguna ideología para ser un capullo.

Este tipo de temática, aunque la aborde en un par de temas en el disco, es un pequeño porcentaje de las otras muchas cosas que ocupan mi pensamiento.

¿Y qué opinión te merecen grupos de rap que basan la mayor parte de su contenido en la crítica social y política, como por ejemplo Los Chikos del Maiz?

Pues todo el respeto y todo el amor. Esta gente desde pequeños han estado yendo a casas okupas, a manifestaciones y han estado metidos en todo este tinglado. Creo que el rap político era un hueco que nadie llenaba en el rap en español. Podrás estar de acuerdo con algunas cosas que digan y con otras no, pero yo no seré el que chape bocas. Pero sí, veo necesaria su propuesta.

"Puedes decir cosas bien contundentes sin necesidad de incurrir en una falta de respeto. Sin cagarte en la madre de nadie, ni decir puta democracia, ni nada así."

¿Qué sentimientos te genera la crisis humanitaria de los refugiados?

Que todo es un puto caos. No sabemos a dónde vamos con todo esto. Todo es muy raro. Es un auténtico drama, al igual que pasan otros problemas en este instante en otros muchos lugares del mundo. Es una basura y lo que me genera es vergüenza humana.

¿La música es capaz de aportar algo para revertir estas situaciones?

Mejor que nada es. Y siempre digo que se puede pensar mucho, pero si haces, si ejecutas, todo puede cambiar. Al final lo que ocurre es que los políticos que se tienen que encargar de eso no son los adecuados. No existe altruismo ni ganas de parar los problemas. Hemos crecido pensando que iban hacia alguna dirección, pero es falso.

Tampoco hay grandes ejemplos hoy en día para seguir. En el pasado ha habido líderes capaces de generar avances como Gandhi o Martin Luther King. Pero eso parece que no existe ahora. No lo veo.

Qué opinas de la persecución judicial que se hace a ciertas personas por sus comentarios en las redes sociales, como por ejemplo al líder de Def con Dos ¿Crees que interesa silenciar algunos mensajes y censurarlos?

Pienso que todo es la manera en que te expreses. Puedes decir cosas bien contundentes sin necesidad de incurrir en una falta de respeto. Aunque también es cierto que a veces uno tiene explosiones de rabia y furia, y que uno escribe lo primero que se le pasa. Pero es ridículo querer perseguir eso, en realidad en pocos días nadie se acuerda de ese puto tuit. Es absurdo darle tanta importancia.

Pero en tu carrera has tenido letras con referencias muy duras, como por ejemplo en Trae ese Ron. ¿Has madurado en este aspecto?

Siento que ahí me podría haber expresado mejor, claro. Todo el mundo comete errores, pero lo bueno es reconocerlo, no ser un empecinado. Por eso en el tema Esto no Para me he concentrado en decir exactamente lo que quería decir, pero sin cagarme en la madre de nadie, ni decir puta democracia ni nada así. Que además es que ese no soy yo, sé que me puedo expresar mejor.

¿Tu grupo o tú habéis habéis experimentado alguna vez la censura?

En mi experiencia nunca he sentido la garra de la censura a mi alrededor. Pero por ejemplo, grupos con los que hemos colaborado como Soziedad Alkoholica, sí que son un claro ejemplo de ello. Han sido juzgados y un tribunal los ha absuelto. No tienen antecedentes ni nada, y sin embargo les siguen persiguiendo y les vetan en ciertos lugares para que no puedan tocar. Este es un caso claro.

En el tema Repartiendo Arte visitas terrenos abstractos e incluso espirituales. ¿Echas en falta esta sensibilidad en la música o incluso en la sociedad actual?

Yo no hago las cosas porque las eche de menos. Cuando hicimos el tema yo y mi entorno no sabíamos muy bien cómo la iba a recibir la gente, si iba a haber un público receptivo para ello. Pues luego resulta que es un bombazo y parece que la gente estaba deseando que pusieran palabras a ese viaje, y la gente ha viajado con la canción.

No hay que subestimar al público. Yo no sé la espiritualidad que tiene la sociedad. Puede ser que sea baja en general. Por lo que yo veo en mi entorno, no es una cosa que ocupe mucho espacio en el corazón de las personas. Pero yo echo esas piedrecillas de sentimientos en muchas de mis canciones, no sólo en esta. Y luego ves que a mucha gente le llega ese mensaje y que lo practica o que, si no lo practica, le abres la posibilidad de explorar esos terrenos.

A mí el mundo espiritual me flipa, ocupa espacio en mi cabeza, pero para nada voy a sacar una bandera para decirle a la gente que si tiene que hacer yoga o que crean en algo o cosas así. Yo mando mis mensajes, si son bien recibidos guay, quien esté en esa frecuencia lo recibirá encantado y ya seremos cómplices. Pero bueno, no le pido ni le exijo a la gente nada de esto.

Has declarado que Kandinsky te ha servido de inspiración. ¿Hay otros artistas plásticos que te gusten o que te inspiren también?

Con Kandinsky me dio fuerte desde que leí su libro De lo espiritual en el arte. Una obra muy jodida de entender para ser capaz de abordar lo abstracto. Y me dió por ahí y sentí que quería hacer una canción como Repartiendo Arte. También a través de otras lecturas de autores como Carlos Fregtman o  Egberto Gismonti, que son creadores de holomúsica y de musicoterapia, que hablan de ese terreno donde se crean las canciones.

"Termino de ver Gran Hermano y me pongo a leer el Kybalión"

Y de arte plástico tampoco es que sea un entendido ni nada de eso, pero sí, Kandinsky me flipa. Dalí también u otros como por ejemplo Francis Bacon. Pero este interés me va por temporadas, tengo épocas de ver mucha fotografía, cuadros y demás, pero tampoco me quedo con muchos nombres.

Pero sí, me gusta mucho el arte. Intento entenderlo y acercarme a él. Me gusta mucho ir a los museos, es algo que me relaja muchísimo.

Qué opinas de los fenómenos televisivos que se dan en España como por ejemplo Gran Hermano o programas del corazón que copan días tras día los primeros puestos de audiencia. ¿Pueden ser una forma de ruido o contaminación social?

Yo no soy tan dramático en esto. A mí me relaja ver algunos de esos programas. Sé que la gente llega a su casa después del curro y lo único que le apetece es cerebro plano, y es lo que buscan.

Termino de ver Gran Hermano y me pongo a leer el Kybalión, es una de mis frases.

Se puede convivir con la frivolidad y luego tener tus ratos de cultura y espiritualidad y cosas profundas. No soy radical con eso, aunque sé que esto les puede sorprender a muchos. Yo veo esos programas y no pasa nada, aunque a veces me desate sentimientos de asco, es un entretenimiento. Así me evado, no estoy pensando en hacer rimas, en el disco, ni en otras preocupaciones. Veo el circo ese y me relaja.

Además, qué queremos que sea la tele, ¿tu gran amigo educador? Puedes tener esa frivolidad pero también por otra parte tienes la opción de buscar cultura y libros en otros sitios, y ahí está Internet para buscar documentales y todo tipo de información. Cada cosa está hecha para cada tipo de gente.

Por último, ¿qué tienes que decir ante el lleno de una de las fechas para tu concierto en Madrid y del colapso que se ha producido en vuestra página web por la avalancha que se ha desatado para reservar el álbum?

Pues que somos una empresa pequeña pero que cuando hacemos lanzamientos la liamos y a veces se nos viene grande. Y el agotar las entradas en Madrid es increíble. Aunque aún no había salido el álbum la gente respondió así. Me llena de alegría.