Público
Público

Ken Follett, al rescate

'La caída de los gigantes' se pone a la venta este martes en 17 países de forma simultánea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Bienvenido sea Ken Follett', dice León Vela, de la librería Cálamo de Zaragoza. Y este es el deseo mesiánico que late entre los libreros españoles. Todos esperan con los brazos abiertos la nueva novela del galés, que se pondrá a la venta el próximo martes 28 de septiembre. La caída de los gigantes, una historia que ocupa más de mil páginas y que aborda el siglo XX hasta la revolución rusa, llega para salvar los muebles de un sector que atraviesa uno de sus peores años. Según la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), las ventas han bajado en 2010 entre un 10% y un 15% con respecto al año anterior. Y las previsiones no parecen muy halagüeñas: 'Este último trimestre ha empezado muy parado. La impresión es que la cosa está quietecita, más de lo que cabía esperar. Lo que ocurre es que un libro no te salva un año, pero viene bastante bien', estima Fernando Valverde, presidente de CEGAL.

Follett, de 61 años, se ha ganado a pulso los galones de mesías. Con el drama épico y medieval Los pilares de la tierra, publicado por primera vez en 1989, lleva ya vendidos 14 millones de ejemplares en todo el mundo, cinco de ellos en España. De su segunda parte, que apareció en 2007, vendió seis millones, 1,5 millones en el mercado español. Cifras brutales que le colocan en el mismo pelotón que J. K Rowling, Dan Brown o el sueco Stieg Larsson. En su sello español, Plaza & Janés, no han querido dar cifras de la tirada de la última novela, pero todo indica que será parecida a la de Un mundo sin fin: 500.000 ejemplares. El lanzamiento, además, se hará de forma simultánea en formato digital.

'El trimestre ha empezado más parado de lo que se esperaba', señalan en CEGAL

Da igual donde uno pregunte. Tanto los encargados de las librerías de fondo como los de las grandes superficies, como La Casa del Libro, parecen encantados con la llegada del nuevo libro del galés. 'Los títulos de gran tirada son un gancho para las grandes superficies, que focalizan su venta en ellos, pero las pequeñas también. Los pilares de la tierra comenzó a venderse en librerías de fondo', sostiene Valverde.

En la céntrica Fnac de Callao, en Madrid, colocarán cerca de mil ejemplares. Con el resto de libros apenas se llega a la mitad. En la sevillana Beta de la calle Sierpes, perteneciente a la cadena del mismo nombre, 'hemos pedido 300 ejemplares', señala Rafael Navarro. Y ya tienen 87 libros reservados. Lo habitual en esta librería es pedir 'entre 20 y 30 libros' de cada título. De hecho, para Inés y la alegría, de Almudena Grandes, solicitaron 50 ejemplares. Mucho, pero ni la cuarta parte de lo que estiman vender de Follett. También en una librería universitaria como Tirant Lo Blanch, de Valencia, han caído en las redes del británico: 'Hemos pedido entre 30 y 40 ejemplares, y aunque no vendemos este tipo de libros, hemos potenciado el lanzamiento con anuncios en los escaparates', afirma Rafael Vivas. En Cálamo, un referente de agitación cultural en Zaragoza, León Vela reconoce que el libro 'se valora como mercancía de venta. Y ojalá tengamos muchos más libros de este tipo'. A 24,90 euros cada ejemplar, la esperanza es que reviente la caja.

'Este libro se valora como mercancía de venta, y ojalá haya más así', dicen en Cálamo

La apuesta que ha hecho Ken Follett tiene un punto arriesgado porque abandona la Edad Media para trasladarse al siglo XX. En esta primera entrega -el libro forma parte de la trilogía El siglo- narra la vida de cinco familias durante I Guerra Mundial y la revolución rusa. Quizá como guiño a su mujer Barbara, diputada del Partido Laborista, uno de los hilos de la novela es la lucha por el sufragio femenino. 'El siglo XX recoge la historia de mis abuelos y de los vuestros, de nuestros padres y de nuestras propias vidas. De alguna forma es la historia de todos nosotros', explicó hace algunos meses el propio Follett sobre el salto en el tiempo dado en el argumento de su nueva novela. Sin embargo, en lo esencial, la historia lleva el sello del británico: un drama histórico, folletinesco, en el que palpita una historia de amor con tintes de Romeo y Julieta entre una aristócrata inglesa y un espía alemán.

Algunos libreros, sin embargo, no son demasiado optimistas con este lanzamiento. 'Yo creo que no se respira la misma ansiedad que despertó la segunda parte de Los pilares de la tierra. De este libro vendimos mil ejemplares y creo que con el nuevo no vamos a llegar', reconoce Vicente Morán, librero de Artemís, en León.

El problema del sector en España es la concentración del éxito en muy pocos títulos

Esta es la misma sensación que tiene José Luis Álvarez, de la librería Paradiso, de Gijón. Enfocada hacia libros alejados del best seller, sólo han pedido cinco ejemplares: 'La novela anterior se vendió, pero estos libros ya no venden como antes. Como ocurría con el premio Planeta, eran libros que antes compraba todo el mundo, aunque fuera para ponerlos en la estantería de casa'. En su caso no creen siquiera que lo coloquen en los escaparates. 'Quizá luego con el boca a boca empieza a funcionar, pero a priori, no me parece que vaya a ser así', añade.

No obstante, el problema del sector en España es la concentración del éxito en muy pocos títulos. Ya pasó hace unos años con la saga Harry Potter y hace sólo una temporada con la trilogía Millenium. Fernando Valverde, de CEGAL, señala que, a pesar de esta tendencia, focalizar las esperanzas en las ventas de un libro es una estrategia 'muy arriesgada' porque no se sabe qué libros van a funcionar. Este 2010 ya ha ocurrido con El tiempo entre costuras, de María Dueñas. Apareció sin ruido editorial y con la venta de 500.000 ejemplares se ha convertido en uno de las salvadoras en un año en el que, como apostilla Valverde, 'han vuelto a subir las devoluciones'.

Sin embargo, antes de la llegada de Follett, el relevo lo ha tomado Almudena Grandes con Inés y la alegría (Tusquets). Los libreros reconocen que se trata del libro más vendido los últimos días. Hasta en lugares como Paradiso donde, como dice José Luis Álvarez, 'aunque nunca ha sido una gran vendedora, esta vez nos hemos quedado sin ejemplares'. Grandes ha respondido de sobra a las expectativas. Ahora queda saber si Follet vuelve a hacer lo que todo el mundo espera de él: arrasar.