Público
Público

El "keynesianismo verde" de Susan George

La escritora publica su guía para un 'new deal' ecologista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Susan George, ayer, en Madrid.Miguel García Castro

Susan George (Ohio, 1934) llegó ayer a Madrid y se encontró al ministro de Trabajo francés en los periódicos: su esposa trabaja para los asesores fiscales de Liliane Bettencourt, la heredera de L'Oréal acusada de evadir impuestos. "Es un síntoma más de la enfermedad de un régimen que gobierna en favor de los ricos", dijo, refiriéndose al régimen Sarkozy, esta escritora y activista nacida estadounidense y nacionalizada francesa en 1994.

El libro que presentó ayer parece, desde el diseño de su portada, al menos de la edición española, un programa político. Y el título, su eslogan: Sus crisis, nuestras soluciones (Icaria Editorial/Intermon Oxfam.) El programa tiene nombre: "keynesianismo verde".

"Entiendo como tal la conversión total de la economía, lo que supone una empresa inmensa, claro", explicó ayer a Público, nada más bajar del taxi, en la recepción de un hotel madrileño. "Se trata de una reorientación que debe imprimir el estado a través de sus inversiones: priorizando las industrias más verdes, que además son las que más empleos crean. Un plan que es también un esfuerzo de todos los ciudadanos. Cada uno tiene que contribuir con un comportamiento más verde, pero también trabajando de una forma más verde".

El estilo del libro es directo y claro. Y si bien al denunciar los males del sistema, quizá abuse de la confianza del lector, como si estuviera hablando de evidencias que comparte con él, en lo que respecta a las propuestas, la también autora del Informe Lugano va al grano. "Defiendo la socialización de la banca", dice. Y aclara por qué lo distingue de la "nacionalización". "La banca son los ciudadanos. También sus empleados. Todo el mundo tendría cosas que decir en su gestión, no sólo el Estado". Esta mañana presenta en el Congreso, junto al portavoz de IU, Gaspar Llamazares, y al catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, Juan Torres, las propuestas de ATTAC, de la que es presidenta de honor. La amenaza del clima

El esfuerzo inmenso que su propuesta de reconversión exigiría, lo compara con el que hizo falta para la reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial. La única salida, dice, es una "nueva economía de guerra keynesiana". Pero verde. Y la situación no es menos urgente: invertir las prioridades y poner la conservación del planeta por delante de la sociedad, la economía y las finanzas. En eso consiste su new deal medioamental.

"Lo más terrible de la crisis financiera es que ha desplazado a los otros temas importantes de las portadas de los periódicos y de los telediarios", explica. El cambio climático es, en su opinión, la mayor amenaza. Aunque es normal, concede, que en tiempos de estrecheces los ciudadanos se preocupen antes por llegar a fin de mes, que por llegar a fin de siglo.

"Mucha gente confunde el tiempo que hace con el clima", advierte, abanicándose la americana, y rechazando que el "espantoso invierno" que hemos pasado, en París como aquí, dice, deba tranquilizarnos. "El cambio climático son los conflictos que provocará por la escasez de recursos; son los desplazados y los refugiados que lucharán por llegar a Europa".

George preside también el consejo del Trasnational Institute, un think tank progresista, y cree que el vertido del golfo de México puede favorecer a las industrias y las energías limpias, al menos en EEUU. "Compañeros del Instuto me cuentan que mucha gente deja la televisión encendida, proyectando únicamente imágenes del desastre. Es un fenómeno, al parecer, bastante nacional. BP film, lo llaman. Es un desastre gravísimo que quizá acelere la reconversión ecológica", dice.