Público
Público

Kim Dotcom solicita al juez más de 180.000 dólares mensuales

El dinero cubriría los sueldos de los guardaespaldas, mayordomos, tutores para uno de sus hijos y los gastos de su esposa Mona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fundador de Megaupload, Kim Dotcom, ha pedido al Alto Tribunal de Auckland más de 184.118 dólares (136.620 euros) mensuales para cubris sus gastos, ya que todos sus bienes y cuentas le fueron confiscados tras su detención.

Ese dinero mensual, en principio, cubriría los sueldos de los guardaespaldas, mayordomos, tutores para uno de sus hijos y los gastos de su esposa Mona, que está embarazada de mellizos, ha informado la cadena TVNZ de la televisión neozelandesa.

Si el Tribunal accede a su petición, la suma solicitada se acabaría en poco más de un mes, ya que la única cuenta bancaria que el fundador de Megaupload tiene en el país cuenta con un saldo de unos 251.070 dólares (186.544 euros).

La fiscal que representa en el juicio al Gobierno de EEUU, Anne Toohey, ha denunciado que el dinero requerido supera las necesidades del informático alemán y su familia, tras subrayar que los actuales bienes de Dotcom, como obras de arte y joyas, pueden ser vendidas, mientras que las propiedades pueden ser alquiladas.

Toohey ha indicado que la solicitud de Dotcom y su mujer incluyen los costos mensuales de unos 24.270 dólares (18.032 euros) por el pago del personal y una suma casi similar por los gastos de la familia, además de unos 8.369 dólares (6.218 euros) para la representación legal.

Por otro lado, este miércoles se supo que las autoridades estadounidenses investigan a la mujer de Dotcom, Mona Schmitz, en el marco de este operativo contra la piratería informática, según TVNZ.

Las autoridades investigan a la mujer de Dotcom en el marco de la operación

Dotcom seguirá disfrutando por ahora de la libertad condicional al desestimar el Tribunal de Nueva Zelanda el recurso de la Fiscalía contra el fallo de su excarcelación.

La fiscal que representa en el juicio al Gobierno estadounidense, Anne Toohey, y responsable del recurso, declaró ayer que el tratado de extradición entre Washington y Berlín (Kim Dotcom es alemán) incluye una cláusula que permite a Alemania procesar a sus ciudadanos en territorio alemán. Recordó además que Dotcom tiene dos pasaportes con diferentes identidades y acceso a fondos que no han sido confiscados.

El abogado del fundador de Megaupload, Paul Davison, rebatió la tesis de la fiscal y ha reiterado que no hay ningún riesgo de que su cliente se dé a la fuga. El propio Dotcom, que ha mantenido su inocencia desde el principio, ha asegurado que no tiene intención de abandonar el país en el que por medio de la justicia tratará de recuperar los bienes que le han sido confiscados.

El informático de 38 años, a quien se le tilda de ser un excéntrico millonario, compareció este miércoles ante el Tribunal vestido de negro, con una gorra y gafas de sol, acompañado de su esposa y varios amigos, según la prensa local a la que ha declinado hacer declaraciones.

Dotcom fue detenido la víspera de su cumpleaños junto al alemán Mathias Ortmann, de 40 años y cofundador del portal; Finn Batato, de la misma nacionalidad, de 38 años y responsable técnico del portal, y el holandés Bram van der Kolk, de 29 años y jefe de programación.

El abogado de Dotcom insiste en que no hay riesgo de fuga

Dotcom pidió la libertad condicional pero dos magistrados se la denegaron en dos ocasiones, el pasado 25 de enero y el 3 de febrero, pero la semana pasada otro juez del tribunal del distrito de North Shore se la concedió con una serie de condiciones. Éstas incluyen, entre otras, la vigilancia electrónica, la prohibición de acceder a internet o a su helicóptero personal, así como la de alejarse a una distancia de 80 kilómetros de su vivienda, que es aledaña a la mansión donde fue detenido.

Por su lado, Ortmann, Batato y Van der Kolk sí obtuvieron la libertad provisional días después de su detención.

El próximo agosto está previsto la celebración de la primera vista del proceso judicial de extradición de los cuatro ejecutivos de Megaupload. Estados Unidos quiere juzgar a un total de siete ejecutivos de la compañía, entre ellos los cuatro detenidos en Nueva Zelanda. A Megaupload se le atribuye haber causado más de 500 millones de dólares (373 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías.