Público
Público

Lady Gaga libera a los pequeños monstruos

Al ritmo de Dancing in the dark, y su look más Madonna proyectado en una pantalla, Lady Gaga desató una avalancha de gritos y aplausos de las 18.000 personas que acudieron ayer al Palau Sant Jordi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al ritmo de Dancing in the dark, y su look más Madonna proyectado en una pantalla, Lady Gaga desató una avalancha de gritos y aplausos de las 18.000 personas que acudieron ayer al Palau Sant Jordi. El recibimiento calentó a la cantante de 24 años. Con botas negras y un corpiño atacó el segundo tema, Glitter&Grease, uno de los temas del nuevo disco. Para su interpretación se sirvió de un coche verde que ya había utilizado para la puesta en escena de Just Dance, con el que soltó un desgarrado: 'Hola Barcelona'.

La cantante se desbordó con Beautiful Dirty and Rich: sacó toda la artillería, coreografía, luces de neón: 'Sentíos libres pequeños monstruos'.

De momento, el fenómeno Gaga ofrece pocas sorpresas con el repertorio. La diva cuenta con poco más de un disco, The fame, que le valió un Grammy en 2008. La que fue una niña prodigio se ha revelado como una maga de creahits: pop de toda la vida maquillado con sombras dance y colores glam rock.

Para Lovegame, apareció casi desnuda con una toga de monja y paseó sugerente por la pasarela del escenario. Gaga habló mucho y recordó que todos somos libres de hacer lo que queramos.

La gira The monster ball tour arrancó hace más de un año y la artista la define como 'la primera ópera pop-electro de todos los tiempos', quizás por eso el show está estructurado en cuatro actos, que ayer fueron cinco. Entre acto y acto, imágenes de vísceras, sangre, piel y tatuajes a ritmo dance, durante los segundos suficientes para cambiar de vestuario.

El 'Hello hello baby' de su Telephone sacudió el recinto como una descarga eléctrica. La puesta en escena de Alejandro no defraudó, tampoco Pocker Face. 'I'm a freak bitch baby', repite en Bad Romance, tema con el que cerró el recital. Aprovechando que el público se convirtió en un coro incansable y multitudinario, lo alargó al tema al máximo y se despidió satisfecha.

Stefani Joanne Angelina Germanotta así figura en su documento de identidad anoche estuvo arrolladora y los escépticos que antes del concierto consideraban que compararla con Madonna era exagerado salieron convencidos que Lady Gaga, sabe ofrecer algo más que divertidos estribillos.