Público
Público

Lágrimas beige por Michael Jackson

Los fans toman el mausoleo neoclásico del rey del pop 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La noche del jueves fue fría en Los Ángeles, pero a Eboni Butler no le importó. Como tenía planeado desde hace semanas, a las 3.45 de la madrugada se plantó delante de las puertas del cementerio Forest Lawn de Los Ángeles con una única misión: ser la primera persona que presentara sus respetos a Michael Jackson el día que se cumplía un año de su muerte. Los escalofríos o la falta de sueño no le iban a impedir 'celebrar la vida' de su ídolo desde la infancia. 'Estoy obsesionada con él desde que le vi por primera vez. Emanaba una energía sólo comparable a la del Sol', explicaba esta joven californiana poco antes de cumplir su sueño. A las ocho de la mañana se abrieron las puertas del cementerio en el que, además de Jackson, descansan otras estrellas como Walt Disney o Bogart. Eboni recorrió junto a otros 200 fans los escasos 500 metros que separan la entrada del mausoleo del rey del pop. Realizaron una pequeña ofrenda floral y dedicaron unos respetuosos minutos de silencio a su ídolo. Sólo los sollozos y los gritos de 'por favor, muévanse' de los guardias de seguridad del campo santo rompieron la armonía.

Según los cálculos de la policía, al cementerio de Forest Lawn acudieron más de 6.000 fans del cantante. El veterano sargento Tom Lorenz se sorprendía de la fidelidad de los seguidores de Michael Jackson. 'Si yo fuera fan, no hubiera venido; van a hacer varias horas de cola para estar delante del mausoleo sólo un par de minutos antes de marcharse a casa', aseguraba el oficial, quien reconoció que durante la noche se vieron obligados a desalojar a un par de seguidores del artista mientras trataban de colarse en el cementerio para dar su último adiós. 'Es sólo el principio', murmuró ante las cámaras de televisión Lorenz, que se pasará el fin de semana formando parte del dispositivo especial de seguridad que durará hasta la media noche del domingo.

El clan Jackson visitó la tumba con las ausencias de los tres hijos

Durante horas, centenas de personas desfilaron por delante del edificio de piedra beige de estilo neoclásico en el que descansa Jackson. Entre los fans, Tallora Digirolami, de 31 años, viajó desde Adelaida (Australia) para depositar en la tumba del artista una bandera de su país firmada por todos los integrantes del club de fans del artista en su ciudad. Muy a su pesar, Tallora y el resto de los fans se quedaron con las ganas de acceder al interior del mausoleo, un privilegio reservado a la familia y los allegados del músico.

A media mañana del viernes, el clan Jackson visitó la tumba de Michael, con las ausencias de los tres hijos del artista Prince Michael, Paris y Blanket y la matriarca, Katherine Jackson, que prefirieron pasar unos días en Hawai para alejarse del ruido mediático. Sobre todo tras la nueva denuncia de Joe Jackson contra Conrad Murray, en la que acusa al médico de aportar información falsa a sus colegas de urgencias sobre las drogas que el artista tomó antes de morir, lo que dificultó las tareas de reanimación. Al creador de los Jackson Five no se le ocurrió mejor forma de conmemorar el primer aniversario del fallecimiento de su hijo.