Publicado: 14.10.2014 17:39 |Actualizado: 14.10.2014 17:39

Lara insta al diálogo entre el Gobierno y la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, se ha mostrado este martes crítico con la actitud del Gobierno y la Generalitat a la hora de dialogar sobre el problema catalán y les ha instado a que inicien conversaciones ante "lo único que nadie podría arreglar, la fractura social".

Lara se ha pronunciado en estos términos en la rueda de prensa previa al fallo, mañana por la noche, del Premio Planeta de Novela, que este año celebra su LXIII edición. "Recrimino a los líderes esta falta de diálogo. La sociedad es muy difícil que dialogue, que la masa independentista catalana hable con la masa de Madrid. Se dialoga a través de los líderes", ha apuntado. En cambio, considera que en los últimos años este diálogo se ha producido "a través de los medios". "Ninguna parte está por el diálogo", ha aseverado.

Ha recordado que en el año 2007 el entonces presidente de la Generalitat, José Montilla, ya advirtió en una conferencia en Madrid de la desafección en Cataluña y que él mismo consideró que en aquel momento no había "caldo de cultivo para la independencia", pero sí veía que había entre un 90 y un 95 % de catalanes que "se sentían incómodos con el marco constitucional por cuestiones fiscales".

Para Lara, en aquel momento había entre un 15 y un 20% de catalanes que sólo se sentían catalanes; entre un 5 y un 15% que se consideraban sólo españoles y un 70 % que se consideraban tanto españoles como catalanes.

El empresario aseguró en el año 2012, en pleno auge del sentimiento independentista catalán, que en el caso de una hipotética independencia de Catalunya, "el Grupo Planeta se tendría que ir a Zaragoza, a Madrid o a Cuenca" ya que "no hay ningún negocio editorial que tenga la sede en un país extranjero o que hable otro idioma"

Si este hecho ha cambiado en este período es la demostración de que no todo se ha realizado todo lo bien que se debería. Respecto de la posible fractura de la sociedad catalana por el proceso, ha indicado que para él ese es el "gran peligro", aunque hoy "no es asunto grave". "No hay ninguna fractura en la sociedad, todo dependerá de cómo se vaya enconando el proceso", ha precisado.

Asimismo, ha dicho que ahora espera que se entre en una fase de "bajar el soufflé" y ha reiterado que debe haber diálogo para evitar lo más grave.