Público
Público

Los largos tentáculos de la familia Soprano

La ópera prima de Michael Imperioli abre el festival de cine de Rotterdam

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Piensen en cualquier avance reciente, cualquier síntoma de renovación en el panorama de los festivales internacionales, y con toda seguridad Rotterdam lo habrá hecho antes y hasta mejor. El certamen holandés, que arranca mañana, cumple 38 ediciones sin perder una vocación funambulista que ha sido marca de la casa desde sus inicios.

Sin duda el centro neurálgico del festival reside en los prestigiosos Tiger Awards, galardón para óperas primas con una modesta cuantía económica (tres premios de 15.000 mil euros), pero con el relumbrón que da el haber descubierto en el pasado a realizadores como Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella (Whisky) Stefan Ruzowitzky (Los falsificadores), Pablo Trapero (Mundo grúa), Mercedes Álvarez (El cielo gira) o Christopher Nolan (Memento).

En efecto, la muestra holandesa fue una de los primeras en rendirse a los encantos de Nolan, convertido ahora en uno de los directores más populares del mundo gracias a El caballero oscuro, última parte de la multimillonaria saga cinematográfica dedicada a Batman.

En esta edición, los focos en la competición de los Tiger parecen centrarse de modo inevitable sobre el actor Michael Imperioli, el Christopher Moltisanti de la serie Los Soprano, que se estrena en la dirección con Hungry Ghosts. La cinta, en la que asoman de modo ocasional parte del elenco de la serie, huele a dramón coral desatadísimo en la línea de Guillermo Arriaga o Paul Haggis, aunque siempre nos queda la esperanza de que finalmente sea algo de menor calado moral.

El filme del popular actor italoamericano servirá también para inaugurar estos doce días de intensísima programación en los que la presencia española será más bien anecdótica. Tan solo las honrosas repescas de Tiro en la cabeza, de Jaime Rosales, y El cant dels ocells, de Albert Serra, amén de El árbol, ópera prima deCarlos Serrano Azcona.

Rotterdam ha sido también un evento pionero en cuestionarse la vigencia de la experiencia cinematográfica como algo limitado a las salas. En esta edición el debate continúa a través de Size Matters, programa heterodoxo en el que se reflexionará sobre la ubicuidad de pantallas en nuestra vida diaria.

El plato fuerte de la propuesta será Urban Screens, proyecto de tres piezas consistente en varias proyecciones gigantes sobre algunos edificios emblemáticos de la ciudad. Sí, Jean Michel Jarre lo hizo antes, aunque la diferencia es los artistas comisionados para la ocasión son pesos pesados de la cinematografía mundial: la holandesa Nannouk Leopold, el mexicano Carlos Reygadas y el visionario guionista canadiense Guy Maddin. La diversión en las calles está asegurada. B

 

Existe una escala de puntos de catalanidad que da derecho a optar a los premios Gaudí, basada en la presencia autóctona en la producción, en la dirección, en el reparto... Las películas candidatas categorías de premios pueden ser en cualquier lengua pero hay un Gaudí para la mejro película en catalán y otro para la mejor en otra lengua. De hecho, ha habido dos cintas premiadas como mejor película, una en catalán y otra en otro idioma.