Público
Público

"El legado vuelve a estar preso"

Miguel Hernández recibió a título póstumo el carnet de periodista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi 80 años después de solicitar su ingreso en una asociación de periodistas, Miguel Hernández recibió ayer el carnet que lo acredita como miembro de esta profesión. En un acto simbólico celebrado en Alicante, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, Elsa González, entregó el documento a la familia del poeta. “Se entrega a Miguel Hernández el carnet que tanto ansió”, afirmó emocionada su nuera, Lucía Izquierdo.

Durante el acto, se recordó la vinculación del poeta con la profesión periodística. Casi todos los ponentes comentaron que, pese a que finalmente murió por las enfermedades que le causó su estancia en la cárcel, Miguel Hernández fue condenado a muerte por un juzgado especial de prensa, usando como pruebas los artículos que había publicado en distintos periódicos. El historiador Enrique Cerdán Tato, promotor de la iniciativa, recordó que fue un juez militar el que destacó en su expediente la “calidad de periodista” del encausado. Este detalle fue el que llevó a Cerdán Tato a promover la entrega de un carnet de prensa a la familia: “Le estaba dando el título quien no debía (…). Que sean los periodistas los que lo nombren periodista, que no sea un militar”.

La indignación por los últimos acontecimientos en torno al legado del poeta sobrevoló inevitablemente el acto. Los documentos estaban depositados en Elche desde la llegada de la democracia. De esta forma, han estado a disposición de los investigadores, después de pasar todo el franquismo encerrados en los archivos familiares. Con la ruptura del acuerdo por parte del PP, “el legado vuelve a estar preso”, se lamentó Lucía Izquierdo. La nuera de Miguel Hernández reiteró su convicción de que las razones del Ayuntamiento no son económicas “sino políticas”.

La alcaldesa de Elche, Mercedes Alonso, no acudió ayer al acto, pese a estar presente una gran representación de los políticos alicantinos. La ministra de Sanidad, Leire Pajín, recordó durante su intervención: “Tenemos la responsabilidad de cuidar y difundir el legado, incluso si no se está de acuerdo con sus convicciones”. Y habló de “miopía política” en relación a los últimos acontecimientos.

Unido a la ciudad de Elche desde el año 1986

El legado de Miguel Hernández se encuentra unido a la ciudad de Elche desde el año 1986. En octubre de ese año, José Fina Manresa, la viuda del poeta, firmó el primer convenio con el Ayuntamiento socialista de la ciudad y los archivos viajaron a la ciudad ilicitana. Manresa eligió Elche porque, a su juicio, siempre respetó a las víctimas de la dictadura de Franco, mientras que Orihuela traicionó al poeta y Alicante lo ejecutó. Miguel Hernández murió en una cárcel alicantina enfermo de tuberculosis en 1942.