Público
Público

Leonardo DaVinci ayudó a un ‘asesino silencioso’

El videojuego 'Assassin's Creed II' sumerge al jugador en una aventura de venganza en pleno renacimiento italiano, con la voz de Juan Diego Botto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor Juan Diego Botto jamás pensó que le pondría voz al mismísimo Leonardo DaVinci y mucho menos en un videojuego. Sin embargo, aunque asegura que nunca ha sido precisamente un 'jugón', cuando le propusieron la idea de interpretar un papel en Assassin's Creed II, tras los consejos de su hermana, no tuvo ninguna duda.

Sus motivos para decir 'sí' al proyecto que le ofrecía Ubisoft coinciden con lo que ya han opinado la crítica especializada y los jugadores de la primera entrega: el nuevo capítulo de las aventuras (y desventuras) del 'asesino silencioso' será un bombazo.

Esta vez nos olvidamos de Altair, el personaje protagonista de la primera entrega, y sus ciudades medievales, y nos metemos en la piel de Ezio Auditore de Firenze, el nuevo 'assassin' justiciero, que se pasea por los tejados de Venecia, Florencia y el mismísimo Vaticano.

Tras atender a las pocas, pero coincidentes, críticas del primer episodio --muchos aseguraban que el juego era repetitivo--, los programadores y diseñadores en Ubisoft se han preocupado de corregir estos errores, por lo que el juego promete ofrecer ahora un sistema de juego que añade más misiones y acciones diferentes para nuestro personaje protagonista.

Los que ya probaron o conocen Assassin's Creed no dudarán en adentrarse en este nuevo episodio. Para los que no saben de qué se trata, con unas pinceladas seguro que se animan a morder esta manzana renacentista. Se trata de una aventura en tercera persona con un gigantesco escenario abierto, que podemos recorrer con libertad, mientras avanzamos de una a otra misión. Pero además, las aventuras de Ezio se desarrollan en una recreación de nuestro Renacimiento, con una mezcla de elementos que enlazan los acontecimientos y personajes históricos con la ciencia ficción.

La mezcla de rigor histórico y ficción es la clave del atractivo de Assassin's Creed. Después de la aventura en plena Guerra Santa en Oriente, Damasco y Jerusalén han dado paso a Venecia y Florencia, recreadas con tanto detalle, que el juego ha sido avalado por el grupo de historiadores Contratiempo.

Como ejemplos, los grandes monumentos, como la basílica de San Marcos en Venecia o San Pedro en el Vaticano, se muestran en todo su esplendor. Además, Ezio se pasea por una inacabada cúpula del duomo de Florencia, ya que en el momento en que transcurre la acción Brunelleschi no había finalizado su obra.

Assassin's Creed II podrá jugarse en las consolas Xbox 360 y PlayStation 3 a partir del 19 de noviembre.