Público
Público

Leyes nacionales, efectos globales

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Qué se está legislando?

Hay en marcha dos proyectos. Por un lado, la Stop Online Piracy Act (SOPA) fue propuesta en octubre pasado en la Cámara de Representantes por 12 congresistas de ambos partidos. Por otro lado, la Protect IP Act (PIPA) fue propuesta en el Senado por otros 12 senadores en mayo pasado.

¿Cuál es su objetivo?

Impedir que los internautas de EEUU accedan a sitios que alberguen contenido o enlaces que vulneren la propiedad intelectual o industrial de empresas o autores estadounidenses. Habilitarán al Departamento de Justicia de ese país o a los afectados a pedir acciones a los jueces contra las páginas extranjeras.

¿Qué medidas incluyen?

Las empresas proveedoras de alojamiento tendrán que retirar de sus servidores las páginas denunciadas. Si estos sitios están alojados fuera de EEUU, las operadoras tendrán que bloquear el acceso de estadounidenses a estos sitios. Una de las fórmulas planteadas es el bloqueo del sistema de nombres de dominio, que se encarga de relacionar nombres de páginas con su dirección numérica o IP. A los buscadores se les podrá requerir que eliminen estas webs de sus resultados de búsqueda. Además, se podrá denunciar a las plataformas de publicidad que se anuncian en estas páginas. Por último, las empresas de pagos, desde VISA hasta PayPal, estarán obligados a cortarles los envíos de dinero si los hubiera.

¿Quién apoya la nueva legislación?

Toda la industria cultural estadounidense: las discográficas, las productoras de cine, la industria de videojuegos... La industria del software se retiró de la coalición hace unas semanas. También aparecen la industria farmacéutica y la Cámara de Comercio.

¿Quién está en contra?

Las grandes de internet y todo Silicon Valley han mostrado su rechazo: Google, Facebook, Twitter Wikipedia, Yahoo!, Amazon, eBay, Apple, Microsoft... También lo están asociaciones de ciberderechos, como la EFF o MoveOn, y los activistas de la ACLU. Destacados gurús de la red, como Cory Doctorow, Vinton Cerf o Nicholas Negroponte tampoco quieren la SOPA. Anonymous también ha anunciado acciones en contra. Las plataformas Stop American Censorship y la Net Coalition centralizan las acciones de protesta.

¿Cómo afecta a los españoles?

Las páginas españolas pueden verse bloqueadas en EEUU sin capacidad para oponerse, aunque sean legales en España. Los internautas españoles pueden encontrarse un día con que no pueden entrar a una página cualquiera porque estaba alojada en EEUU. El uso de servicios de navegación segura como el proyecto Tor podría verse bloqueado. Y hay que recordar que la mayor parte de la infraestructura de internet está alojada en EEUU: una ley local allí tendrá efectos globales.