Público
Público

Libre intelectual y republicana

La hija de Carlota O'Neill habla de su madre, cronista de la primera batalla de la guerra civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Su pasión fue escribir', recuerda Carlota Leret de su madre. Comenzó a hacerlo con 18 años y antes de la guerra ya había publicado tres libros. Fue la última periodista que entrevistó a Ramón y Cajal antes de su muerte, había escrito y estrenado obras de teatro, fundó una revista Nosotras, y, al igual que Lorca, participó junto a su hermana Enriqueta O'Neill en una compañía de teatro.

Tocó todos los géneros literarios: narración, poesía, biografía, novela, teatro, artículos y actividad periodística en prensa, radio y televisión. Fue una mujer republicana y libre. Conoció a Virgilio Leret, del que se enamoró perdidamente, muy joven y con él tuvo a sus dos hijas antes de casarse en 1929.

Era hija de Enrique O'Neill, de origen mexicano, diplomático, fisiólogo de la voz y profesor de canto, y de Regina de Lamo, escritora, pianista y periodista, apasionada defensora del sindicalismo y del cooperativismo y colaboradora de Lluis Companys. Escribía también sobre los derechos al control de la natalidad, al aborto, a la eugenesia y a la eutanasia, y al amor libre.

Carlota y su hermana se educaron rodeadas de intelectuales, arte e inquietudes sociales. Pasó su infancia y adolescencia en Madrid y su juventud en Barcelona. Allí conoce al teniente de infantería Virgilio Leret, procedente de una familia de militares. Ambos, republicanos convencidos, defenderán la llegada de la República.