Público
Público

El libro registra su peor dato en la década

La facturación del sector descendió un 2,4% durante 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ecuación del negocio editorial español para afrontar la crisis puede trazarse a partir de las cifras del Estudio de Comercio Interior del Libro 2009: contra el descenso de ventas, aumento de títulos y reducción de tiradas.

La incógnita a despejar, obviamente, es el azar: se trata de acertar con el libro que rompa las estadísticas. No siempre las rompen por arriba, pero de momento, el sector 'aguanta razonablemente', según el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Antonio María Ávila, que presentó los datos ayer.

Las estimaciones para la primera mitad 2010 son de un descenso del 4%

La facturación por venta de libros durante 2009 bajó un 2,4% respecto del año anterior. En total, se vendieron libros por valor de 3.109,58 millones de euros, lo que, descontada la inflación, supone el peor dato de los últimos 10 años. Y aunque se trata sólo de una estimación, los augurios para 2010 no son mejores: en los primeros seis meses las ventas habrían caído un 4% respecto del mismo período de 2009.

El número de títulos, sin embargo, creció un 4,4% entre 2008 y 2009. Más de la mitad de los 76.213 títulos editados el año pasado, un 55,7%, fueron novedades. El resto, reediciones o reimpresiones.

El descenso más notable tiene que ver con la amplitud de las tiradas: de cada título, se imprimieron 4.328 ejemplares de media, un 14% menos que en 2008. 'No hay quiebras masivas en el sector editorial y, con la que está cayendo, su salud cultural está fuera de dudas', dijo Ávila. 'Aunque la situación no está como para tirar cohetes', puntualizó.

'El sector del libro aguanta razonablemente', según los editores

Puestos los datos en pespectivas, 2009 registró las peores cifras de los últimos años. Si descontamos la inflación, la facturación del año pasado se quedó en un 95,7% respecto del año 2000. Si no se descuenta la inflación, en cambio, la facturación ha crecido en más de un 19% respecto al último año del siglo pasado.

La facturación del negocio del libro, sin embargo, ha crecido ligeramente, a pesar de vender menos ejemplares. Pero sólo respecto de las editoriales: ni a las librerías ni a las distribuidoras les afectan los ingresos generados por la venta de derechos, 139 millones de euros. El balance, una vez sumado el comercio de los derechos, es positivo: un 0,9 más que en 2008.

¿Y el libro digital? La cuota de mercado sigue siendo minúscula, como su incremento: el 1,64% del total, apenas 51,25 millones de euros en 2009. El año anterior, se había quedado en el 1,33%. 'La demanda sigue siendo claramente pequeña, aunque crecerá', expuso Ávila.

Los títulos editados en ese soporte fueron 5.960, mientras que se comercializaron un total de 10.590 (de lo que se deduce que, la proporción entre novedades y fondo de catálogos es ya casi igual a la del papel, aunque el fondo catálogo es todavía muchísimo más reducido). A este respecto, conviene recordar que sólo la plataforma Libranda (formada por los tres grandes de la edición española, Planeta, Santillana y Random House, junto algunas otras editoriales independientes) prevé poner a disposición de las librerías unos 10.000 títulos digitalizados y listos para comercializar de aquí a final de año.

Lo que más preocupa a los editores, sin embargo, es el fomento del préstamo y la reutilización de libros de texto no universitarios por parte de las comunidades autónomas. A Ávila le parece 'poco pedagógico'. Las ventas han caído un 6%. Los datos reflejan también que la facturación debida a esas instituciones creció un 30% en 2009.

442,47 millones de euros

Las exportaciones de libros españoles cayeronel año pasado un 19% respecto al año anterior, aunque la caída en el número de ejemplares fue algo menos: un 15% menos.

El saldo neto se mantiene

La diferencia entre exportaciones e importaciones, sin embargo, se mantuvo en positivo: 206, 88 millones de diferencia a favor de las primeras.

Europa, primer destino

Más de la mitad de las ventas al exterior, 253,99 millones de euros, fueron a Europa, que aún así sufrió una caída del 17,41%