Público
Público

El libro vive, la lucha sigue

La Noche de los Libros en Madrid y Sant Jordi en Barcelona son los platos fuertes del Día Internacional del Libro, cuyas ventas han descendido un 20% en los últimos cuatro años. Caballero Bonald recibe el Premio Cervantes en la Uni

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madrid se viste de letras para La Noche de los Libros, uno de los principales actos literarios del año junto a la feria que se celebra durante la primera quincena de junio en el Parque del Retiro. Barcelona, más diurna, también celebra hoy la diada de Sant Jordi, en la que los textos rivalizan con las rosas, cuya venta tendrá en muchos casos un fin solidario. La cita trasciende ambas comunidades y, con motivo del Día Internacional del Libro, se organizarán actividades en multitud de ciudades repartidas por la geografía española. El Instituto Cervantes, además, fomentará la lectura de autores patrios a través de sus centros en el extranjero.

Esta institución homenajeará en su sede central de Madrid al último Premio Cervantes, José Manuel Caballero Bonald, que recibirá el galardón durante una ceremonia que tendrá lugar en la Universidad de Alcalá de Henares. Más popular será la jornada de puertas abiertas de la Biblioteca Nacional y, sobre todo, el medio millar de actividades programadas en La Noche de los Libros, cuyo cuartel general será la Real Casa de Correos. Allí, en el edificio del reloj de la Puerta del Sol, impartirán conferencias los autores John Banville y Laurent Binet, mientras que los vis a vis enfrentarán a Javier Cercas con Laura Fernández y a María Dueñas con Monserrat Domínguez.

Orbitando alrededor del kilómetro cero, decenas de librerías, bares, bibliotecas, cafés y todo tipo de locales albergarán cientos de actividades. Algunas, en espacios institucionales como la Consejería de Cultura, donde se celebrará la mesa redonda sobre literatura erótica 50 sombras de qué, protagonizada por Cecilia Guiter, Arcadi Espada, Andrés Barba y Joana Bonet. Otras, en sex shops para mujeres como Los Placeres de Lola, donde Rubi Alonso y Laura Maceira invitarán al público a viajar por los pliegues de la poesía y el cuerpo.

Las letras, además de con el sexo, también combinarán con la gastronomía (A Punto presenta Carvalho Gourmet, una de las reediciones de la saga del detective parido por Manuel Vázquez Montalbán), la pintura (Puño ilustra el escaparate de Molar), el cine (coloquio de Imanol Uribe y Alfonso Ungría en el Círculo), la fotografía (Alberto García Alix firma Autorretratos en La Fábrica), la vida misma (Marcos Ana hablará de la suya, acompañado de la periodista Carolina Espinoza, en Sin Tarima), la música (Marcelo Fioramonti, Servando Rocha y Jaime Gonzalo bendecirán en La Marabunta Guitar Army: rock y revolución con los MC5 y The White Panther Party) o el deporte de salón (Enric González ejercerá de librero en Tipos Infames, donde los hooligans ilustrados que le editaron Una cuestión de fe echarán una partida de futbolín a varias manos). Son tantas las alternativas que procede consultar el denso programa antes de decidirse por alguna de ellas (pdf).


 

En Barcelona, alrededor de La Rambla, donde los autores firmarán sus obras, calles y plazas ejercerán de librería al aire libre. Tras la campaña de donación de sangre, inspirada en la que fluyó del dragón herido de muerte por el caballero Sant Jordi y de la que nació una rosa, volverán a regalarse flores encarnadas y libros de todos los colores. En catalán, destacan Albert Serra (la novel·la, no el cineasta), de Albert Forns; Ulls de gel, de Carolina Soler; El mar dels traïdors, de Jordi Tomàs; Plans de futur, de Màrius Serra; El Parèntesi mès llarg, de Tina Vallès; Climent, de Josep M. Fonalleras; Bedlam, de Mar Bosch; L'estiu que comença, de Sílvia Soler; y, entre muchos otros, El quadern gris, de Josep Pla, restaurado por Narcís Garolera. En español, los columnistas de Público Aníbal Malvar (La balada de los miserables, Akal), Luis García Montero (Ropa de calle, Cátedra), Luis Matías López (La huella roja, Península) y David Torres (Punto de fisión, Algaida) recomiendan estos títulos.

El programa de Sant Jordi, que supone para las librerías entre un 8 y un 10% de la facturación anual, incluye exposiciones, conferencias, lecturas, talleres, visitas, conciertos y actividades infantiles. A lo largo de la jornada, podrán consultarse en Libridata las cifras de ventas, que podrían compensar los números del primer trimestre, en consonancia con los del pasado año, cuando los ingresos bajaron un 10%. El Gremi de Llibreters espera embolsar hoy 18 millones de euros, lo que equivaldría a 1,5 millones de volúmenes vendidos. Sin embargo, los libreros están preocupados: pese a que la lectura aumentó un 1,2% en 2012, no lo notaron en la caja. ¿Los motivos? El 8,8% de los catalanes leyeron libros digitales, pero no pagaron por el 55% de las descargas, según El Baròmetre de la Comunicació i la Cultura, impulsado por Fundacc. También ha influido la propia crisis económica, que ha hecho que los lectores recurriesen más a bibliotecas o se prestasen ejemplares entre ellos.

En España (donde las ventas han caído un 20% en los últimos cuatro años), el 11,7% de la población ya lee en formato digital, un 6,4% más que hace dos primaveras, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2012 (pdf), elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España. La cuestión es que sólo un 32% paga por bajárselos (un 4,9% menos que en 2011), aunque eso no significa que quienes aflojan el bolsillo lo hagan siempre: el buen pagador sólo compra la mitad de los libros que lee.

Teniendo en cuenta que, incluyendo las ediciones en papel, un 51,9% de los españoles consume libros, sobre todo los madrileños (71,3%), hoy resulta una jornada propicia para que esa gente de letras dé un paseo, disfrute con alguna actividad y, de paso, compre un ejemplar. Todavía con un IVA reducido del 4%, lejos del 21% que afrontamos al adquirir un e-book, cuyo desorbitado aumento ha sido similar, precisamente, al que han sufrido esas flores tan literarias llamadas rosas.