Público
Público

"La verdadera literatura realista está en los cuentos populares"

Gustavo Martín Garzo realiza en 'Tan cerca del aire' un homenaje a los relatos de siempre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conflictivo pero siempre atrayente paso de la realidad a la fantasía es una fuente inagotable de inspiración para artistas de todas las disciplinas. El escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo ha indagado en lo profundo de alma para su último trabajo, Tan cerca del aire (Plaza y Janés, 2010), y ha llegado a una conclusión: 'Las grandes preguntas que afectan al hombre por su condición humana se responden en los antiguos relatos que lo han acompañado desde el principio de los tiempos'.

Por qué sufrimos por amor, el sentido de la vida, el miedo a morir o a vivir, y un sinfín de cuestiones que nos atormentan y que se encuentran relatadas en los cuentos. Martín Garzo considera que es ahí donde deben buscar aquellos que quieran saber qué hay en el corazón de los hombres. Fue precisamente un cuento, que le contaron cuando era pequeño, el origen de Tan cerca del aire. 'Es una historia que me persigue desde hace mucho tiempo y que tenía que soltar, además es como un lugar de mi infancia al que volver', explicó el escritor.

Para el autor de Las historias de Marta y Fernando (Destino, 1999) la importancia de recordar estas historias tradicionalmente orales es que buscan lo que de maravilloso puede haber en lo cotidiano. 'Esta novela y la tradición de los cuentos populares en la que se asienta es la verdadera literatura realista', sentenció.

Tan cerca del aire, en palabras de su autor, es 'una historia de amor', que entra de puntillas, desde la realidad, a un reino fabuloso donde cualquier cosa es posible. En él, las personas pueden vivir más allá de su cuerpo y la naturaleza cobra una fuerza que arrolla con cualquier inconveniente que se encuentre a su paso excepto uno: el amor.

¿Son los cuentos también para adultos? Martín Garzo lo tiene muy claro: 'Los cuentos no son sólo para niños, también tienen mucho que ver con lo que nos pasa diariamente a los adultos'. La cuestión principal, explicó el autor, son los deseos. 'Sin deseo no hay vida', y aclaró, 'los personajes que lo arriesgan todo por un sueño o deseo nos atraen porque es algo que nosotros no hacemos normalmente'. Para Martín Garzo es un error que los adultos celebren el haber perdido el gusto por lo fantástico, 'es una auténtica tragedia'.

Martín Garzo asegura no tener nada en contra de la literatura de entretenimiento o de autoayuda, pero 'el que quiera saber sobre pasiones que lea Madame Bovary o Ana Karenina'. El fenómeno Harry Potter no le disgusta, pues considera que en la obra de J. K. Rowling no sólo hay entretenimiento, sino que también se tratan las cuestiones que los cuentos tradicionales han tocado durante toda la historia.

Tan cerca del aire está dedicada a la escritora barcelonesa Ana María Matute. Martín Garzo la eligió porque, según él, 'ella sí que sabe moverse en este mundo, en el de relatos fantásticos que tienen la capacidad de iluminar la realidad por un momento'.

El escritor, que antes se dedicaba a la psicología infantil y adolescente, cree que el mejor modo de fomentar la lectura entre los pequeños 'es contarles cuentos cada día'. Su favorito es el de La Sirenita. Aunque entre risas, Martín Garzo afirma que 'nos empeñamos en que la gente lea, pero leer tampoco asegura nada. Hay verdaderos indeseables que son grandes lectores'.

'Los cuentos populares son algo serio y son deudores de su época', explica el escritor sobre el debate que se cierne en torno al machismo imperante de los cuentos. Según él, 'no podemos quedarnos con lo superficial porque su fuerza está en el simbolismo'. La bella durmiente puede ser 'una mujer, nuestra alma, conciencia, incluso lo no vivido', concluyó el autor.