Público
Público

“En ‘Loch Ness’ el verdadero monstruo está dentro de la cabeza de alguien”

Así resume, en una sola frase, Laura Fraser (‘Breaking Bad’) el argumento de ‘Loch Ness’, miniserie británica con asesino en serie incluido que se estrena esta noche en Calle 13. Fraser forma equipo con Siobhan Finneran (‘Downton Abbey’) en un thriller que apuesta por una pareja policial formada por dos mujeres.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Imagen de la serie Loch Ness.

En Loch Ness, miniserie británica de seis episodios que estrena Calle 13 este martes (a partir de las 22.00 horas), se conjugan los elementos básicos del thriller con asesino en serie con otros menos habituales dentro del género. Entre los primeros, lo truculento de las muertes, el pueblo pequeño e idílico que ve cómo el caso pone su normalidad patas arriba y esa fotografía grisácea que tan bien le sienta al thriller. En cuanto a lo segundo, algo menos común como que la pareja de policías encargada de resolver los asesinatos esté compuesta por dos mujeres.

Escrita por Stephen Bradey (Fortitude), Loch Ness arranca con la misma imagen con la que cierra su piloto y que sirve de póster promocional de la serie. Un cadáver sumergido en el mítico lago escocés al que los turistas acuden en masa en busca de evidencias de un monstruo legendario. Pero en Loch Ness no hay ni rastro de la mítica criatura más allá de ser la forma de vida de alguno de sus protagonistas. Como, por ejemplo, el marido de Annie Redford, la agente local que de pronto se enfrenta a su primer caso de asesinato.

“Creo que inicialmente a la gente le atrae la serie por el monstruo del Lago Ness, pero el verdadero monstruo está dentro de la cabeza de alguien, el hecho de una mente enferma, un asesino en serie… Ese es el monstruo real. Creo que la idea es que el monstruo está dentro”, explica Laura Fraser –Annie en la ficción– en una entrevista concedida a Público junto con su compañera de reparto Siobhan Finneran. Así es, puede que muchos se acerquen a Loch Ness atraídos por el mito que rodea al lago, pero la serie va de otra cosa. Va de un monstruo muy real, que asesina de manera sádica y despiadada y que, visto el primer episodio, promete poner en jaque a la pequeña población sembrando la desconfianza y el terror entre sus pocos habitantes.

"Como mujer ella tuvo que poner su vida entera en un agujero para centrarse en su carrera" explica Finneran sobre su personaje

En medio de un ambiente idílico como es la verde Escocia, un asesino anda suelto y puede ser cualquiera. La misión de capturarlo corre a cargo de una singular pareja de policías. Por un lado esta la mencionada Annie, que ve el caso como una oportunidad profesional llegando a olvidar por un momento que ha muerto gente. “Ella está tan sobrexcitada por tener su primer caso de asesinato que se olvida de que son seres humanos los que han sido asesinados”, explica Fraser.

Pasado ese momento inicial su personaje empieza a ser consciente de lo que estos asesinatos significan para su comunidad. Su reacción al principio es comprensible si se piensa que para ella todo esto es nuevo. Ha pasado de poner multas y solucionar conflictos de pesca a ser parte de una investigación que lidera una policía enviada desde Glasgow para tomar las riendas, como explica la actriz conocida por su papel en Breaking Bad.

La otra agente, la de ciudad, es Lauren Quigley (Siobhan Finneran), una tipa dura de la que se sabe poco de su vida personal salvo por pequeños apuntes en su interacción con otros personajes. Pese al desconocimiento de su biografía, se ve que es alguien con carácter y a la que no es fácil doblegar. Finneran lo relaciona con el hecho de ser mujer: “Creo que, triste y probablemente, como mujer ella tuvo que poner su vida entera en un agujero para centrarse en su carrera”.

Dos de los personajes de la serie Loch Ness

Ser mujer y escalar posiciones dentro del cuerpo no es algo sencillo, puntualiza la actriz. Lo cual enlaza con uno de los aspectos menos habituales, por decirlo así, de un thriller en el que se dan todos los elementos clásicos del género. Este no es otro que el que las protagonistas sean dos actrices. Lo habitual en este tipo de historias es encontrarse al frente a dos actores. O, como mucho y si se quiere introducir el interés romántico o la tensión sexual no resuelta, que la pareja la compongan un hombre y una mujer. Aquí, no. Quizá esté cambiando algo en la televisión.

La actriz celebra "Que haya papeles para mujeres maduras, con sus problemas reales y que esa imagen llegue a una nueva generación"

“Creo que está cambiando algo, pero no lo suficientemente rápido realmente. Hay unas pocas series en la televisión británica en las que encuentras personajes protagonistas femeninos. Entonces, está cambiando un poco, pero todavía es frustrante que no sea algo normal que dos mujeres sean las protagonistas”, analiza Siobhan. El mejor ejemplo para ella es que si hubiesen sido dos hombres, no se les habría preguntado por el hecho de ser dos hombres.

Siguiendo con el análisis de ese pequeño y lento cambio que se está viendo en la televisión –británica en este caso-, la actriz de series como Happy Valley y Downton Abbey se congratula de que cada vez haya más papeles para mujeres más allá de los veinte “luciendo geniales”. Que haya papeles para mujeres maduras, con sus problemas reales y que esa imagen llegue a una nueva generación.